Un espacio cultural con un auditorio para 500 butacas en Sarriguren

Egüés licita el proyecto para la trasera del Consistorio

A. Ibarra Patxi Cascante - Sábado, 21 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La parcela es la que está entre el ayuntamiento y el río que pasa al lado de las piscinas.

La parcela es la que está entre el ayuntamiento y el río que pasa al lado de las piscinas. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

La parcela es la que está entre el ayuntamiento y el río que pasa al lado de las piscinas.

SARRIGUREN- En una sesión extraordinaria la junta de Gobierno del Ayuntamiento del Valle de Egüés dio luz verde a la licitación del Proyecto del nuevo espacio cultural del Valle de Egüés. El nuevo equipamiento, en la parcela adyacente al Consistorio, contará con aproximadamente 4.500 metros cuadrados. La propuesta plantea una dotación diferente al concepto de Casa de Cultura “al uso” y se apuesta por “un espacio de diversidad funcional en el que tengan encuentro las diversas expresiones culturales”. Para ello, se ha establecido un programa de necesidades del que destaca el espacio escénico musical de aproximadamente 1.000 metros cuadrados con aproximadamente 450-500 butacas. Se plantea asimismo una sala de exposiciones polivalente y una biblioteca mediateca de 900 metros cuadrados. El edificio también alojará salas de ensayo para grupos musicales del valle, así como sala de artes plásticas, salas de restauración, salas polivalentes para las actividades de las asociaciones y los concejos. Como novedad, se han establecido otras necesidades como el impulso a “laboratorios de creación así como una sala tecnológica, con el objetivo de dar cabida a nuevas expresiones culturales vinculadas a las nuevas tecnologías, de forma que resulten especialmente atractivas para la juventud”. El Ayuntamiento pretende que el espacio cultural no se convierta sólo en un espacio de difusión sino también de creación. Las empresas que liciten tendrán un plazo de dos meses para plasmar las propuestas. El proyecto y la dirección de obra se licitan por un precio máximo de 280.000 euros. Las obras se ejecutaran a partir del primer trimestre de 2018.

Será uno de los dos equipamientos que tendrá el valle ya que el Consistorio tiene otros planes para los edificios del pueblo viejo una vez que culmine la cesión de espacios por parte de Nasuvinsa en el pueblo viejo. Tras las obras de reurbanización el reducto que fue Sarriguren está a la espera de la firma definitiva del convenio de cesión de los cuatro edificios (iglesia incluida), que pertenecen a Nasuvinsa y pasarán a formar parte del Ayuntamiento del Valle de Egüés para usos culturales y sociales. Por ejemplo, la iglesia, ya reformada y con capacidad para unas 100 personas, podría convertirse en un pequeño auditorio, una sala de exposiciones o sala multiusos. Los edificios podrían albergar a colectivos sociales y culturales del valle. Y uno de ellos serviría perfectamente de biblioteca, toda vez que el equipo de Gobierno ya reconoció que la actual dotación inaugurada en junio en Sarriguren es pequeña y no alcanza para las necesidades del valle. Entre el pueblo viejo y esta futura dotación se pretenden cubrir por fin las carencias culturales de Egüés.