Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

PSC y PSOE, en la encrucijada

Iceta pide que el president acuda al Senado a ofrecer un pacto de Estado frente a un Sánchez que no da crédito al diálogo

Imanol Fradua - Domingo, 22 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los secretarios generales del PSOE y PSC, Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en un acto conjunto.

Los secretarios generales del PSOE y PSC, Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en un acto conjunto. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Los secretarios generales del PSOE y PSC, Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en un acto conjunto.

pamplona- El PSC sigue apostando por una vía alternativa que desatasque el camino sin retorno en el que parece haberse sumido la situación catalana. Incómodo con un PSOE que se ha alineado con el PP en la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la formación sigue sugiriendo al president Carles Puigdemont que convoque elecciones por su cuenta o acuda al Senado para ofrecer un pacto de Estado con respecto a Catalunya y, de paso, se olvide de una declaración unilateral de independencia. Su secretario general, Miquel Iceta, se lo dijo a la cara al máximo mandatario de la Generalitat, no en vano ayer se conoció que Iceta y el máximo mandatario de la Generalitat mantuvieron un encuentro secreto este pasado viernes. Pero estas maniobras no son más que un nuevo exponente de la brecha abierta entre un PSC que trata de mostrar un perfil negociador y un PSOE que ha otorgado un cheque en blanco a Rajoy para tumbar la autonomía catalana sin más miramientos.

Los socialistas catalanes se debaten en una nueva encrucijada que podría ahondar en la brecha con el PSOE, que apostaba por una aplicación “breve y limitada” del 155 que el Gobierno de Rajoy ha obviado en favor de medidas mucho más drásticas. La toma de control de las instituciones de Catalunya por la vía rápida del 155 -una estrategia que Pedro Sánchez rechazaba en julio por no ser “una solución procedente” ante un procés que en esas fechase adquiría velocidad de crucero- es un nuevo capítulo de una obra que va ensanchando las diferencias con el paso de los acontecimientos. Iceta dio muestras de ello al colgar en Twitter su impresión de que salir de la legalidad, como ha hecho el Govern, “era provocar el choque de trenes”. La fórmula para evitarlo ofrece dos salidas: “convocar elecciones o ir al Senado para ofrecer Pacto de Estado por Catalunya”, escribió. Por el contrario, los principales líderes del PSOE continúan argumentando que tomar el control de la Generalitat era el único remedio. Con el tiempo para el entendimiento agotado, Pedro Sánchez advirtió ayer en un acto en Murcia que la formación se debatía entre la diatriba de “dar la espalda a España y prolongar la agonía de Catalunya”, que está pasando factura en la convivencia social y la economía, o “defender la Constitución y poner freno a esa quiebra de la convivencia. Y el PSOE opta por esta segunda opción”. “El secesionismo es el Brexit de Cataluña”, llegó a decir Sánchez.

“Lo más fácil es no hacer nada. Pero la única alternativa es defender el Estado de Derecho”

Pedro Sánchez

Secretario general del PSOE

“Lo ideal sería que Puigdemont convocara elecciones, lo cual sería una muy buena noticia”<

El PSC, por su parte, insiste en dar una última oportunidad a la negociación. Su secretario general, Salvador Illa, leyó una declaración que expuso más detalladamente las dos opciones planteadas al president Puigdemont por Iceta. La convocatoria motu proprio de elecciones para que los catalanes puedan decidir “con garantías” el camino a tomar es la primera. La segunda pasa por acudir a la Cámara Alta la semana que se abre a partir de mañana para “ofrecer, sin condiciones previas y garantizando un retorno a la legalidad, un diálogo” que pueda conllevar a base de negociación “al establecimiento de un pacto de Estado”.

Illa aseveró que el PSC defenderá la opción de la salida dialogada “hasta que el Senado apruebe las medidas” propuestas por el Gobierno español. La negociación, por lo tanto, tiene fecha de caducidad, ya que se espera que una sesión de la Cámara Alta apruebe la toma del control de las instituciones catalanas este próximo viernes 27 de octubre a partir de las 10.00 horas. Pero lo cierto es que mientras abogan por explorar las alternativas al “choque de trenes”, los conflictos son constantes con el PSOE. Sonadas fueron las reacciones encontradas entre los socialistas catalanes y la dirección estatal por la encarcelación de los presidentes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Mientras la cúpula de Ferraz se escudaba en la tradicional fórmula de no opinar sobre resoluciones judiciales y reclamaba “mesura a los compañeros del PSC”, más de un centenar de alcaldes criticaba duramente el ingreso en prisión. La negativa a la investidura de Rajoy sumió a ambas formaciones en una profunda crisis en otoño del pasado año, y pese a que el modelo para la resolución del asunto catalán había suavizado posturas y Sánchez tenía en el PSC a un apoyo fundamental para volver a la secretaría general, el apoyo brindado por el PSOE al PP ha reabierto algunas heridas.

elecciones cuanto antes En lo que sí parecen coincidir tanto PSC como PSOE es en la necesidad de recondcir la situación a través de unas elecciones autonómicas a la mayor brevedad posible. Aunque la convocatoria a las urnas no se tramitará al menos en seis meses y ambos confiaban en que fueran “cuanto antes”, ayer apuntaron al unísono que “restablecer la legalidad y el marco del estado de derecho” era el objetivo. “Nuestro acuerdo pasa por enero como fecha previsible y posible para que se puedan hacer estas elecciones”, aseguró ayer en número tres de Ferraz, José Luis Ábalos.

“Unas elecciones nuevas, aparte del volver a confiar en el mandato de los electores, supone abrir un tiempo nuevo”, apostilló. Aún así, el secretario de organización lanzó un aviso. Si los resultados desembocaran en una nueva victoria de los independentistas y estos mantienen el pulso al Estado, “tendrán la misma respuesta”.

Herramientas de Contenido