vecinos

Grafiti en la Milagrosa para reivindicar el arte urbano

El colectivo De Buen Rollo nació en Pamplona hace dieciséis años para intentar eliminar la connotación vandálica de esta forma de expresión artística

Laura Garde Iban Aguinaga - Domingo, 22 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Algunos de los integrantes del colectivo De Buen Rollo, en el patio del centro cívico de la Milagrosa donde pintan el mural este fin de semana.

Algunos de los integrantes del colectivo De Buen Rollo, en el patio del centro cívico de la Milagrosa donde pintan el mural este fin de semana. (IBAN AGUINAGA)

Galería Noticia

Algunos de los integrantes del colectivo De Buen Rollo, en el patio del centro cívico de la Milagrosa donde pintan el mural este fin de semana.

pamplona- Desde 2001 trabajan para hacer visible el arte urbano y alimentar la obra de los artistas locales. Así, el colectivo De Buen Rollo (DBR) volvió a la Milagrosa para pintar, entre ayer y hoy, otro mural en el patio del centro cívico.

DBR fue formado hace dieciséis años por un grupo de amigos artistas procedentes de Pamplona, Bilbao y Zaragoza: “La idea nació a raíz de la organización de uno de los primeros eventos de hip hop y grafiti celebrados en Pamplona, el festival Te Quieres Morir. Queríamos reivindicar el arte urbano como otro modo de expresión”, explicó Miguel Marquino, pamplonés integrante de DBR. De esta manera, y poco a poco, los creadores de DBR han participado en varios encargos de muralismo, eventos y exposiciones. A nivel local, por ejemplo, han colaborado con el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte, el Museo de Navarra o la Escuela de Arte de Pamplona. “Empezamos solo moviéndonos en el mundo de las artes plásticas. Como vimos que lo que hacíamos y los eventos que organizábamos funcionaban, extendimos nuestra actividad también a la música”, relató Marquino.

Todos los miembros de DBR han estudiado en escuelas de Arte y este fin de semana el equipo de artistas está formado por Javier Roldán, Alberto Márquez, Ángela Aznar, Cristian Ezquerrena, David Zapatero, Alfonso Álvarez y Miguel. “Esperábamos a dos personas más que no han podido venir. Hoy somos todos de Pamplona menos David, que viene de Zaragoza, y Alfonso, de Bilbao”, aclaró el artista.

No es la primera vez que el colectivo trabaja en el centro cívico de la Milagrosa, todos los murales pintados en las paredes son suyos: “Empezamos a pintar el patio en 2004, cuando aquí el grafiti se asociaba todavía bastante al vandalismo. Lo que no entendían era que nosotros no pintamos como reivindicación política o religiosa, sino simplemente como arte, igual que quien pinta un cuadro. Así que borraron nuestro trabajo, aunque al final pudimos volver a hacerlo”, expresó.

La jornada de ayer estaba preparada como una jornada de exhibición en la que se podía ver en directo la forma de trabajar y los diferentes estilos que cada artista imprime en las paredes hasta completar un trabajo colectivo. “La lluvia nos ha fastidiado un poco. Aunque por suerte para nosotros el espacio que tenemos está a cubierto, la gente se anima menos a pasar por aquí para conocer nuestro trabajo. Y, en teoría, es una exhibición”, recalcó Marquino.

Uno de los últimos trabajos que De Buen Rollo realizó, y uno de los que a ellos más les ha gustado fue la decoración de los aseos del parque de la Biurdana, en agosto: “Nuestra obra culminó la puesta en funcionamiento de esta instalación, que llevaba catorce años cerrada. Nos lo encargó y nos lo financió el Ayuntamiento de Pamplona. Por lo general, funcionamos así. Con ese dinero cubrimos gastos”. Además, cuentan con convenios con diversos ayuntamientos, como el de Noáin o el de Barañáin, a través de los que les ceden espacios públicos para que desarrollen sus obras.

fuera de navarraLas paredes de Barcelona, Madrid, Gijón o Granada también guardan pinturas de DBR, y a nivel internacional han viajado a Alemania, Francia o Bulgaria, entre otros países.

A las 19.00 horas presentaron el documental La piel de los muros, que cuenta cómo los escritores del grafiti Al, Pin y Saoka comenzaron su actividad grafitera en la Comarca de Pamplona, cuál ha sido la evolución de esta forma de arte urbano y cómo han vivido su experiencia.