Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Pobres y mendigos

Jorge Ipiña Pando - Lunes, 23 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

En la página 34 nuestro DIARIO DE NOTICIAS del pasado 19 de octubre dice textualmente que UPN pide la dimisión de Eguino por no controlar el fraude de los chabolistas. Los antiguos chabolistas del Tenis han podido compatibilizar actividades ilegales con ayudas públicas. Lo que nos faltaba. La solución pasa por que mi amiga Edurne Eguino dimita por su nefasta incapacidad para controlar el fraude continuado que los habitantes del asentamiento chabolista de Santa María la Real han cometido al realizar estas actividades. Consiguiendo además ayudas públicas gracias al deficiente control del área que dirige Eguino y por supuesto el Gobierno de Barkos. La virgen Santa María la Real no ha podido arreglarlo.

La Santa Madre Iglesia ya nos dice por boca de sus obispos que todos los pobres van al cielo. Conviene recordarles a estos venerables obispos que el cielo y el infierno están con nosotros según las calamidades que nos toca pasar y por supuesto también momentos de felicidad cuando nacen nuestros hijos y nuestros nietos y cuando gana Osasuna. Unas gotitas de humor no vienen mal. La actuación policial ha desvelado que no solo había menores sino que además algunos miembros del grupo explotaban sexualmente a víctimas de incluso 13 años. Diligencias previas urgentemente y los Tribunales de Justicia manos a la obra porque se trata de evitar estas terribles situaciones que desconocíamos la ciudadanía.

Los vecinos de Santa María la Real y el Club de Tenis perjudicados directos de sus decisiones, por tratarles de xenófobos y subjetivos en lugar de atender sus quejas y demandas. A mis amigos de UPN, recordarles que cuando gobernaban cerraban los ojos y se tapaban los oídos en casos parecidos. Aquella Yolanda Barcina que decía siempre: “tiene que haber vencedores y vencidos”. Te recuerdo con cariño, Edurne Eguino.

El tema que quiero tratar es la actitud de Netanyahu y Trump con Irán, otrora gran aliado de Israel en los tiempos del Sha, país que es lo más parecido a una democracia en el mundo musulmán, no árabe, ya que los iraníes son persas.

Si presionan al país persa, el tratado nuclear se romperá, y eso conducirá a una guerra incierta. El principal problema es que si bien a EEUU e Irán les conviene cooperar en Siria, Irak y Afganistán, esto no se puede lograr a consta de aumentar la influencia iraní antiisraelí en la región. No olvidemos el Kurdistán, respaldado por Israel y EEUU, que les enfrenta a Turquía, Irán e Irak.

En todo este tablero no nos hemos olvidado de los países árabes liderados por Arabia Saudí, el cual comparte la premisa del enemigo de mi enemigo es mi amigo, acercando a hebreos y saudíes;pero es la intransigencia y el dinero saudíes, entre otros, los responsables del Estado Islámico.

La solución estratégica, a mi modo de ver, aunque ahora irreal, es una alianza entre Israel-Kurdistán y una aquiescencia de Irán, tolerando al Estado Hebreo, puede lograr que EEUU consienta la expansión de su influencia en detrimento de la casa Al Saud y se logre un equilibrio estable tan necesario en la región.

Herramientas de Contenido