Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

A pie de obra

Delincuencia y Renta Garantizada

Por Paco Roda - Lunes, 23 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

No defenderé aquí a delincuentes. Pero tampoco participaré de su linchamiento. Sobre todo si son gitanos. Y además, rumanos. El colectivo más estigmatizado de Europa. Digo esto, tras la escandalosa yihad mediática sobre la población romaní a raíz de la detención en Pamplona de una banda implicada en robos, trata de mujeres y prostitución. Algo muy grave. Y sí, es cierto que algunos implicados percibían la Renta Garantizada. Pero es por su actitud delictiva y no por el cobro de esta prestación por lo que deben ser juzgados. Pero UPN, PPN, algunos medios y no pocos racistas salidos del armario han convertido este delito en un lanzallamas contra las políticas de protección y la garantía de ingresos en Navarra. Y han mezclando derechos sociales, dinero público y etnia. Una ciénaga solo apta para populistas de ética pasteurizada y dinamiteros de los sistemas de protección social. Y es que el PPN ha acusado al Gobierno de Navarra de “estar subvencionando con la Renta Garantizada a personas que estaban dedicándose a robar a los navarros y que se hiciera sin ningún tipo de control o inspección”. Y sí, es cierto que han robado. Y por ello pagarán. Pero lo que quieren los supremacistas navarros es deslegitimar la Renta Garantizada, someterla a juicio sumarísimo y asociarla a un fondo perdido que sostiene delincuentes y miserables cuyo universo consiste en un viaje del dormitorio al salón. Y esta gente, quien así siente y disiente, es la misma que ha convertido sus canalladas en carta de nobleza. UPN y PPN están usando este hecho gravísimo como coartada infame para judicializar las prestaciones sociales y criminalizar a los perceptores de Renta Garantizada. A esas 35.000 personas delincuentes de sus propias vidas, precarias, empobrecidas, jodidas y enloquecidas. Quizás el Vicepresidente debiera desmontar argumentalmente tanta falacia.

Herramientas de Contenido