66 animales y 47 ventas en el ferial

En general, los ganaderos aplaudieron que la Feria Caballar se adelantara al domingo en lugar de celebrarse el 25 de octubre

Ainara Izko - Lunes, 23 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Feria Caballar celebrada ayer en el recinto ferial de Tafalla.

Feria Caballar celebrada ayer en el recinto ferial de Tafalla. (A. Izko)

Galería Noticia

Feria Caballar celebrada ayer en el recinto ferial de Tafalla.

tafalla- 66 animales, en su mayoría potros, caballos de montar, ponis y burros, llegados de La Rioja (13), País Vasco (18) y Navarra (35) para participar ayer en la tradicional Feria Caballar de Tafalla. La cita que, como novedad, se adelantó al domingo (en lugar de celebrarse el 25 de octubre, como manda la tradición) para atraer más público, quedó deslucida por la falta de ganado expuesto.

En este sentido, los ganaderos lamentaron los excesivos trámites burocráticos que tienen que sortear para realizar una simple compraventa, el elevado coste económico que les supone desplazarse desde sus localidades de origen y los rigurosos controles a los que se les somete. Razones, todas ellas, que les frena a la hora de ir a Tafalla. Eso sin contar con que actualmente los animales, la mayoría para carne al no necesitarse ya para trabajar en el campo, “se venden en casa”, reconoció Patxi Balda, de Bera, quien lleva toda la vida acudiendo a la feria de Tafalla. Así, comentó que la única forma de que la feria sobreviva otra generación es “ayudando a los ganaderos con los portes”. El vizcaíno Jerónimo Vega, por su parte, aplaudió el cambio de fecha si bien subrayó que “igual más de uno no se ha enterado porque no veo a ningún paisano”. En la misma línea que Balda, asimismo, comentó que el Consistorio debería “incentivar al que viene con dinero público, como ya se está haciendo en muchos otros sitios donde, además, está dando resultado”.

Otro habitual de la feria, Andrés Goñi, propietario de cinco puntos de venta de carne de potro en Burlada y Pamplona, propuso, de igual modo, que “viendo que la feria se reduce a pocos animales, se debería completar con exhibiciones o concursos”. Comentó, además, que en Navarra predominan dos razas, la raza burguete y la jaca navarra, siendo el 80% de la que se consume de la primera. Reconoció que está de moda por su alto valor nutritivo, motivo por el que el precio del potro está subiendo. Al resultar más rentable para el ganadero, “la gente se anima a mejorar la raza” apuntó, de ahí que Goñi viajara hasta Tafalla con varios sementales y hembras para criar, muchos de los cuales se vendieron a lo largo de la mañana.

En total, según los datos ofrecidos por las veterinarias del Gobierno de Navarra, Maite Aizpún y Oihana Ostolaza, encargadas de atender el despacho de guías, de los 66 ejemplares que entraron ayer al recinto ferial cambiaron de manos 47 (21 se quedaron en la Comunidad Foral, 14 viajaron al País Vasco, cuatro a La Rioja y ocho a Aragón). Por hacer una comparativa, en octubre del año pasado se registraron 50 animales, de los cuales cambiaron de manos 44. En 2015, entraron 179 animales, vendiéndose 157, mientras que en 2014 se contabilizaron 124 animales, cambiando de manos 85.

Últimas Noticias Multimedia