Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Concurrida exhibición de los layalaris de Artajona y Gares

Ya constituidos como Nafar Laiariak, realizaron una demostración ayer junto a la plaza

Lunes, 23 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Foto de los layalaris de Artajona y Gares. Fotos: A. Izko

Foto de los layalaris de Artajona y Gares. Fotos: A. Izko

Galería Noticia

  • Foto de los layalaris de Artajona y Gares. Fotos: A. Izko
  • Exhibición por la avenida Severino Fernández.

tafalla- Por tercer año consecutivo, layalaris de Artajona y Puente la Reina/Gares, constituidos en la Asociación Nafar Laiariak, visitaron ayer Tafalla con motivo de sus ferias de octubre, para realizar una exhibición, con coreografía incluida, por la céntrica avenida Severino Fernández. En este sentido cabe recordar que las carreras de layas son una costumbre muy arraigada en ambas localidades, donde se llevan celebrando 25 y 34 años, respectivamente. “Como es habitual, todo comenzó en la barra de un bar, donde un día hablando comentaron que cuando se acababa de trabajar en el campo la gente solía hacer apuestas con las layas. Nos pareció curioso y desde la cuadrilla La Taska promovimos, entre 24 personas, una primera carrera de layas por la calle Mayor de Gares hace 34 años, que todavía se sigue manteniendo prácticamente igual, sin cambios”, indicó Pedro Alduán, uno de impulsores de la competición.

Poco después, se sumó Artajona, localidad que este año celebrará el 25º aniversario de la subida al Cerco en layas. “Queremos hacer una exposición fotográfica y digitalizar todos los vídeos que tenemos en VHS con la idea de crear un archivo con todo el material recopilado durante estos años”, adelantó Francisco Bañales, más conocido como Kikin.

Preguntado por la dificultad que entraña esta práctica, que requiere “fuerza, habilidad y equilibrio”, Bañales comentó que cada laya pesa unos cuatro kilos. Además, “a diferencia de los zancos, que son verticales, las layas tienen una inclinación hacia delante de 30 grados, obligándote a ir encorvado para buscar el punto de equilibrio”, narró. Pese a todo, lo cierto es que es una actividad que engancha tanto al que la practica como al espectador “por el atuendo, la herramienta y el sonido que se crea cuando la laya choca contra la piedra”. - A. Izko

Herramientas de Contenido