Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Puigdemont se inclina por ir al Senado para defender el autogobierno de Catalunya frente al 155

El PP bloquea que el president pueda dar explicaciones antes del pleno del Parlamento catalán
ERC propone un Govern con personas de renombre no soberanistas para evitar la intervención

Míriam Vázquez - Martes, 24 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La presidenta del Parlament Carme Forcadell se dirige a la reunión de la Mesa de Portavoces.

La presidenta del Parlament Carme Forcadell se dirige a la reunión de la Mesa de Portavoces. (Foto: Efe)

Galería Noticia

La presidenta del Parlament Carme Forcadell se dirige a la reunión de la Mesa de Portavoces.El senador navarro de UPN Francisco Javier Yanguas será el representante del Grupo Mixto en la comisión del Senado al perder Ciudadanos (que solo tiene tres senadores) el sorteo de la única plaza que correspondía al Senado. Yanguas fue ponente en los proyYanguas (UPN), en la comisión
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente
“Sería un honor escuchar a Puigdemont, pero no puede imponer los horarios” “Puigdemont es el único líder del mundo, con Kim Jong-un, que puede tomar decisiones impredecibles”

pamplona- La inminente suspensión de la autonomía catalana por parte del Estado ha sumido al territorio en un estado de conmoción. El Govern cree que supondría una humillación para las instituciones catalanas y se expone, además, a que el proceso soberanista quede herido de muerte: Madrid ejercerá un control absoluto sobre los resortes financieros, policiales y administrativos, un horizonte que estrangulará sus opciones de levantar unas estructuras de Estado para Catalunya. En ese contexto, el president Puigdemont explora vías para evitar ese desenlace e impedir que el Senado dé luz verde al artículo 155 de la Constitución, a la sustitución de todo el Govern y a la intervención de Catalunya en el pleno del viernes.

La opción de convocar elecciones no está sobre la mesa y, además, ha perdido fuerza como condición válida para el propio PP. Lo que estudiaba ayer el president era comparecer en el Senado para plantear alegaciones y formalizar una nueva oferta de diálogo al Gobierno que le complique suspender de inmediato la autonomía o hacerlo en toda su crudeza. Sin embargo, Madrid exige una rectificación absoluta del plan soberanista, algo improbable, y a medida que avanzó la tarde le fue planteando unas fechas para su comparecencia que pueden desactivar su asistencia.

Su comparecencia es una reivindicación del PSC. El primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, se lo pidió cara a cara en la reunión discreta del pasado viernes. El mero hecho de que Puigdemont acuda al Senado sería motivo suficiente para que el PSC pidiera detener las máquinas, estudiar su planteamiento y no aplicar de momento el 155.

La comparecencia de Puigdemont podría ser el enganche que necesita el socialismo catalán para pedir al PSOE que dé marcha atrás. El apoyo socialista es imprescindible para Mariano Rajoy porque, aunque el PP tiene mayoría absoluta en el Senado, quiere que exista un consenso con el PSOE. La vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, la voz más autorizada en Madrid para hablar sobre la aplicación del artículo 155, también quiso alimentar la idea de que las aportaciones de Puigdemont pueden modificar las medidas de la Moncloa.

En una entrevista concedida ayer a Onda Cero, dijo que el Govern tiene la posibilidad de plantear alegaciones y, a su vez, “el Senado tiene capacidad de adaptarse a lo que Puigdemont y el Parlament hagan”. En cualquier caso, el clima general es de cierto escepticismo en Catalunya y en el Estado, porque Madrid pide una rectificación absoluta de la hoja de ruta soberanista.

los plazosAyer surgió un obstáculo importante con los plazos, que se solapan con la respuesta del Parlament a la suspensión de la autonomía. La comisión del Senado que estudiará la aplicación del artículo 155 se constituye hoy, creará una ponencia que trabaje a puerta cerrada y dará margen a la Generalitat hasta el jueves para que envíe sus alegaciones. El dictamen final será debatido en la comisión a partir de las 17.00 horas del jueves, y es ahí donde el PP le ofrece comparecer.

Pedro Sanz

Vicepresidente primero del Senado

José Manuel gcía-Margallo

Exministro de Exteriores

Se da la circunstancia de que el mismo jueves tendrá lugar el pleno del Parlament donde el Govern anunciará su respuesta a la suspensión de la autonomía y sus próximos pasos, sin excluir una declaración de independencia. Probablemente, el pleno del Parlament será antes que la cita del Senado o tendrá lugar al mismo tiempo.

El escenario ideal hubiera sido el contrario, que el president acudiera antes a Madrid y, en función de las impresiones y el feedback que recabara, decidiera su respuesta al 155 y la anunciara en el Parlament. Con estos plazos, es probable que Puigdemont no pueda ir al Senado el jueves porque no podrá comparecer en dos foros al mismo tiempo. El presidente del Senado, Pío García-Escudero, le ofreció como alternativa comparecer el viernes, durante el debate en pleno. En ese caso, la comparecencia llegaría con muy poco margen para modificar el grado de aplicación del 155 y sería casi testimonial.

En ese contexto, ayer se escucharon voces en el seno del PP que tampoco apuntaban a un acuerdo sobre cuestiones de fondo. El vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, avisó de que el precepto constitucional “ya está en marcha” y confía “poco” en que el president pueda dar un paso que obligue al Gobierno español a reconsiderar su aplicación o hacerlo en menor grado.

En cualquier caso, las voces que piden evitar el choque institucional confían en que Madrid sienta también vértigo por las dificultades en la aplicación de esta medida o la conflictividad que pueda surgir con los funcionarios que no la acaten. Rajoy va a suspender al president y a todo su gobierno, y va a despojar al Parlament de sus principales funciones, de manera que solo podrá votar leyes inocuas y sectoriales y el Estado tendrá capacidad de veto. También controlará TV3.

Los soberanistas también trabajan el flanco judicial. Junts pel Sí pidió ayer a la Mesa del Parlament que combata en la vía administrativa, civil y penal, y que lo haga en todas las instituciones, sean catalanas, estatales o europeas.

Desde ERC están poniendo sobre la mesa una segunda opción. Piden una remodelación del gobierno para alumbrar un gabinete con la sociedad civil y personas vinculadas a la izquierda no soberanista. La intención es poner más difícil a Madrid la sustitución de los consellers, o demorar la aplicación del 155 mientras Rajoy estudia la nueva situación.

la comisión del 155.Tendrá 27 componentes: por el PP, Pío García-Escudero, Pedro Sanz, José Manuel Barreiro, y Javier Arenas, Tomás Burgos y Rosa Vindel, Alberto Fabra, Xavier García Albiol, Juan José Imbroda, Jesús Labrador, María Dolores López, Juan José Lucas, Joaquín Ramírez, Luisa Fernanda Rudi, y Clara Isabel San Damián. Por el PSOE, Ander Gil, Luisa Carcedo, Francisco Menacho, Begoña Nasarre, Óscar López, Tontxu Rodríguez (portavoz de Justicia y viceportavoz en la Constitucional). Por Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Òscar Guardingo y Miren Gorrotxategi. Por ERC, Miquel Àngel Estradé;del PNV, Jokin Bildarratz;el del PDeCAT, Josep Lluís Cleries;y por el Grupo Mixto, el senador de UPN, Pachi Yanguas. Foto: Efe