Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El cambio centra el debate en los avances económicos y sociales mientras UPN y PPN ahondan en lo identitario

Barkos prepara un discurso que analizará la recuperación del empleo y los servicios públicos
La oposición se aferra a la cuestión catalana para sugerir que Navarra va por el mismo camino

A. Irisarri - Martes, 24 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Intervención de la presidenta Barkos en el debate sobre el estado de la Comunidad Foral celebrado en 2016.

Intervención de la presidenta Barkos en el debate sobre el estado de la Comunidad Foral celebrado en 2016. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

“La prioridad de este Gobierno es lo identitario: ni es un Gobierno social ni han mejorado los servicios públicos” “Hablaremos del salto drástico que en materia de desarrollo económico, social y de derechos ha dado este Gobierno” “Hay que ver qué se ha hecho y qué queda por hacer, pero ni el caos ni el apocalipsis que la oposición vaticinaba han llegado” “Seremos positivos porque hay indicadores que lo avalan, pero insistiremos en que hay que darle más velocidad al cambio” “Hay avances positivos, y los analizaremos en profundidad. Pero hay cosas menos positivas, como las políticas de corte identitario” “Se nos llama locos cuando señalamos una realidad: que todas las medidas del Gobierno buscan la desaparición de Navarra” “I-E trasladará en el debate el compromiso con el cambio y la hoja de ruta en forma de acuerdo programático que tiene Navarra”

pamplona - El Parlamento de Navarra abrió ayer una semana marcada por el Debate sobre el estado de la Comunidad que se celebrará el jueves y el viernes. En él, la presidenta Barkos defenderá lo hecho durante el año con un balance centrado en la solvencia contable, la recuperación del empleo y la economía y la apuesta por el autogobierno, la consolidación de los servicios públicos y el consenso necesario en torno a las infraestructuras básicas. Todo sin dejar de lado la actualidad de Catalunya, avatar que intentará explotar la oposición para reforzar su discurso identitario y colapsar la agenda de las formaciones del cambio, que en el debate harán un análisis en profundidad de lo hecho hasta ahora, con la vista puesta en las tareas pendientes que quedan en el acuerdo programático.

El debate comenzará el jueves a las nueve y media de la mañana con la intervención principal de Uxue Barkos. No tiene límite de tiempo, y tras el discurso habrá un receso de media hora. A la vuelta, será el turno de réplica de los partidos, de media hora de duración, en orden de mayor a menor representación y empezando por el bloque de la oposición. Después, Barkos tendrá ocasión de replicar, los partidos volverán a tener 10 minutos para contestar y la presidenta podrá cerrar. Por último, los partidos podrán registrar en la Mesa propuestas de resolución, que se debatirán ya en la jornada del viernes. Koldo Martínez (Geroa Bai) valorará en su discurso el “salto drástico” que, comparado con “80 años de gobierno de la derecha” ha dado este Ejecutivo en materia de desarrollo económico y derechos sociales. También tendrá su hueco la proyección transfronteriza de Navarra, “rompiendo el aislamiento en el que la han mantenido los gobiernos de UPN”. Por su parte, Adolfo Araiz (EH Bildu) consideró importante valorar “la salud del cambio iniciado en 2015”, lo que se ha hecho y también lo que queda por hacer. Eso sí, desmontando “el catastrofismo” y el “caos” que vaticinaba la oposición y que no ha terminado de llegar.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, avanzó que hablarán “en positivo” de lo conseguido hasta ahora por el cambio “porque hay indicadores que así lo avalan”, y las críticas las reservarán a la velocidad de las medidas, insistiendo en “el mayor ritmo” que a su juicio es necesario imprimir a la legislatura. I-E, según su portavoz, José Miguel Nuin, pondrá de manifiesto su compromiso con el proceso de cambio político que ya está en marcha y defenderá la hoja de ruta “propia” con el reto de aplicar “en la máxima extensión ese acuerdo entre diferentes que tiene en la prioridad social, la centralidad de las personas, y el reconocimiento de la pluralidad identitaria de la sociedad navarra sus ejes fundamentales”.

la oposición, en lo identitario En su pretendida posición de centralidad, María Chivite (PSN) dijo que analizarán en profundidad tanto “los aspectos positivos” como “los aspectos menos positivos, que serían los que se han hecho en materia identitaria”. Javier Esparza (UPN) dijo que el primer Gobierno que ha puesto en marcha un Consejo de Transparencia “no es transparente” y también señaló que los Presupuestos del cambio, que destinan el 57% a inversión social, “no están mejorando los servicios públicos”, por lo que cabe esperar que su discurso vuelva a pivotar sobre los temas identitarios, las banderas y el euskera. El discurso que sí parece que no tendrá una concesión a la realidad será el de Ana Beltrán (PPN), ya que advirtió que se ha llegado “a un punto de inflexión” en el que lo más importante es ver “qué quiere el Gobierno foral que sea Navarra”, teniendo en cuenta que, a su juicio, todas “las decisiones están orientadas hacia la desaparición de Navarra”.

Herramientas de Contenido