Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Amnistía denuncia asesinatos y saqueos a los kurdos en Irak

Al menos 11 civiles han sido abatidos en una zona tomada por el Ejército iraquí a los peshmergas

Miércoles, 25 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

el cairo- Amnistía Internacional (AI) denunció ayer que al menos 11 civiles han sido asesinados y que se han registrado “ataques indiscriminados, saqueos e incendios provocados” en áreas mayoritariamente kurdas en Tuz Jormato, arrebatada recientemente por el Ejército iraquí a las fuerzas de seguridad kurdas o peshmergas.

Al menos 11 civiles han sido asesinados y decenas de miles de personas que huyeron de la zona desde el pasado 16 de octubre tienen miedo a regresar, asegura AI en un comunicado.

“Imágenes de satélite, vídeos, fotos y decenas de testimonios recogidos por AI muestran que los civiles fueron forzados a abandonar sus casas después de que estallaran violentos enfrentamientos” entre fuerzas del Gobierno iraquí, apoyadas por las milicias chiíes Multitud Popular, y los peshmergas.

La ONG aseguró que, de acuerdo a declaraciones de vecinos, 11 civiles murieron en ataques discriminados y cientos de propiedades fueron saqueadas, quemadas y destrozadas en “lo que parece un ataque contra las áreas predominantemente kurdas de la ciudad”, caracterizada por su multietnicidad.

La directora de investigación de AI para Oriente Medio, Lynn Maaluf, pidió a las autoridades del Gobierno central que persigan a los responsables de lo ocurrido y los presenten ante la justicia. El pasado 16 de octubre, las fuerzas de seguridad iraquíes lanzaron una amplia ofensiva en las regiones en disputa con la región autónoma del Kurdistán iraquí, para arrebatarles las zonas que controlaban fuera de sus fronteras administrativas.

En Tuz Jormato, situada en la provincia de Saladino, se registraron fuertes enfrentamientos que estallaron tras varios días de grandes tensiones en la localidad.

El Gobierno iraquí ordenó la intervención de las fuerzas de seguridad en represalia a la celebración el 25 de septiembre de un referéndum de independencia rechazado por Bagdad.

Además, el Gobierno regional del Kurdistán iraquí ha acusado a las fuerzas bajo mando gubernamental iraquí de haber lanzado un ataque en una zona en la que se encuentra un oleoducto de exportación de crudo cerca de la frontera con Turquía.

Tras la acusación, un portavoz de las Fuerzas Armadas iraquíes negó que se hayan registrado combates en esa región de Rabia, situada a unos 40 kilómetros al sur de la zona fronteriza de Fish-Jabur, controlada por las fuerzas peshmerga (los militares kurdos iraquíes).

“Los peshmerga han repelido el ataque y han llevado a las Fuerzas de Movilización Popular de vuelta a Rabia”, explicó en Twitter Hemin Hawrami, consejero de prensa del presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani. Un portavoz de las Fuerzas Armadas iraquíes negó que se hayan registrado enfrentamientos. “No hay combates”, aseguró.

aplazadas las eleccionesPor otro lado, el Parlamento del Kurdistán aprobó ayer aplazar ocho meses la celebración de las elecciones presidenciales y legislativas que estaban convocadas para el 1 de noviembre y que han sido suspendidas esta misma semana.

La decisión del Parlamento llega después de que la Comisión Electoral asegurara el lunes que los partidos políticos no habían presentado candidatos para los comicios, en medio de la crisis que vive el territorio desde que celebró el referéndum separatista el 25 de septiembre.

La propuesta para aplazar las dos elecciones fue aprobada con el apoyo de 60 de los 68 parlamentarios que acudieron a la sesión parlamentaria en Erbil, según informó la cadena de televisión kurda Rudaw.

Ocho parlamentarios se han opuesto al aplazamiento de los comicios y otros 43 no han acudido a la sesión parlamentaria, en su mayoría políticos opuestos al presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, según explicó uno de los parlamentarios.

La semana pasada, las fuerzas iraquíes se hicieron con el control de la ciudad de Kirkuk, que hasta entonces estaba controlada por los peshmerga (militares kurdos iraquíes), y de otros territorios bajo control kurdo, en represalia por la celebración del referéndum independentista.

El actual presidente kurdo, que lleva en el cargo desde 2005, y el Parlamento regional, elegido en 2013, continuará con sus funciones hasta que se celebren las próximas elecciones. - Efe/E.P.

Herramientas de Contenido