Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Montxo Armendáriz, premio al cine que ha universalizado la cultura de Euskal Herria

El director navarro recibió ayer el galardón Eusko Ikaskuntza de Humanidades, Cultura, Artes y Ciencias Sociales
El acto de entrega contó con la presencia de la presidenta foral, Uxue Barkos, y el lehendakari, Iñigo Urkullu

Fernando F. Garayoa / Javier Bergasa - Miércoles, 25 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Montxo Armendáriz, en el centro, rodeado de los principales representantes políticos e institucionales presentes en el acto de ayer.

Montxo Armendáriz, en el centro, rodeado de los principales representantes políticos e institucionales presentes en el acto de ayer. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Montxo Armendáriz, en el centro, rodeado de los principales representantes políticos e institucionales presentes en el acto de ayer.
  • Montxo Armendáriz, en el centro, rodeado de los principales representantes políticos e institucionales presentes en el acto de ayer.

“Ante sus películas es difícil no sentirse humanamente implicado” “Montxo Armendáriz ha trabajado con encomiable rigor y compromiso tras la cámara”

pamplona- El director navarro de cine Montxo Armendáriz recibió ayer, en un emotivo y laudatorio acto, el Premio Eusko Ikastkuntza-Laboral Kutxa que se concede a los currículos más destacados de Euskal Herria en las áreas de Humanidades, Cultura, Artes y Ciencias Sociales. En sus 23 ediciones, por primera vez el galardón recaía en un cineasta como tal, aunque, como bien se encargó de recordar el realizador de Tasio, Nestor Basterretxea, que se hizo acreedor del reconocimiento en 2005, también volcó parte de su inquietud artística en el celuloide.

El acto, que se celebró en el Palacio del Condestable de Pamplona, acogió a más de 200 personas con una nutrida representación política y cultural, encabezada por la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y el lehendakari del Gobierno Vasco, Iñigo Urkullu, además de los máximos responsables de las entidades que otorgan el premio: Iñaki Dorronsoro, presidente de Eusko Ikaskuntza, y Txomin García, presidente de Laboral Kutxa.

La entrega también contó con la presencia de varios consejeros del Gobierno foral, como Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Herrera, consejera de Cultura, y Mikel Aranburu, consejero de Hacienda;la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez;el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron;y el consejero de Cultura del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria.

El jurado del galardón lo componen las siete universidades del ámbito geográfico de actuación de Eusko Ikaskuntza (de las que seis enviaron un representante al acto, aportando así sus propias valoraciones del premiado), junto con el presidente de Eusko Ikaskuntza y el director territorial de Laboral Kutxa. El galardón está dotado con 20.000 euros.

En cuanto a las razones para otorgar el premio a Montxo Armendáriz, dicho jurado destacó que se trata de “uno de los directores de cine imprescindibles en los últimos 30 años. Su obra retrata de forma inconfundible a toda una generación a través de historias cotidianas que han trascendido lo local y han logrado llegar al gran público. Además, sus películas reflejan aspectos visuales, culturales y etnográficos de Euskal Herria”.

Su trayectoria, ‘a examen’El acto de entrega del galardón tuvo una extensa primera parte en la que intervinieron los seis representantes universitarios presentes y el máximo responsable de Eusko Ikaskuntza. Un alud de voces laudatorias y felicitaciones, más que merecidas, claro está, pero que, por momentos, se convirtió en una no pretendida competición por ver quién conocía mejor la trayectoria de Montxo Armendáriz así como los principales temas que ha reflejado en ella el director navarro.

Vicente Atxa, rector de Mondragon Unibertsitatea, recordó la influencia de Rosellini en Armendáriz y resaltó que el navarro ha acabado “haciendo cine para retratar la sociedad y remover conciencias, para mostrar los sentimientos humanos. La libertad humana y perseguir los sueños es lo que ha guiado la carrera de Armendáriz, así como perseguir la felicidad”.

Iñaki Esparza, director de UNED Bergara, explicó que la obra del director de Olleta “más allá que una mera crónica es la observación crítica de la realidad para contribuir a mejorar así lo que no funciona”.

Alfonso Carlosena, rector de la Universidad Pública de Navarra, partiendo de Tasio,“una historia sencilla en la que la gente de los pueblos decía: ‘Hablan como nosotros”, remarcó lo conseguido con aquel primer largo: “Reflejar aquella Navarra que, por primera vez se asomaba al mundo, contribuyendo a hacernos más universales”. Y también ofreció una de las claves de su filmografía: “Ser uno mismo siempre, llevar la propia alma donde quiera que vayas.

Iciar Astiasarán, vicerrectora de Investigación de la Universidad de Navarra, también partió de Tasiopara apuntar que “esa primera historia documentalista supone un camino válido para una ficción fijamente asentada en la realidad”, y emplazó al realizador a continuardeshaciendo su particular ovillo de historias.

Jose María Guibert, rector de la Universidad de Deusto, tomando como base el filme 27 horas, destacó que “un artista, un creador como Armendáriz, utiliza un vehículo argumental, como en este caso fue la droga, para entrar en cuestiones más de fondo. Su aportación posee un gran valor en la medida en que deja constancia de cómo fueron otros tiempos, contextos y sociedades pasadas, reflejando un gran compromiso en momentos difíciles”.

Tras la intervención de Jon Zarate, vicerrector de Euskera y Formación Continua de la Universidad del País Vasco, Iñaki Dorronsoro, presidente de Eusko Ikaskuntza, hizo un somero repaso de la historia de la entidad, reflejando sus principales hitos y claves filosóficas, y apuntando que el primer congreso que organizó la entidad tras su constitución se celebrara en Iruña, en 1920, y recordando que, con Armendáriz, ya son siete los navarros, o vinculados especialmente con Navarra, que han recibido ese galardón: Julio Caro Baroja, Álvaro d’Ors, Gregorio Monreal, Daniel Innerarity, María Bayo y Javier Echeverría. Dorronsoro también quiso mencionar a Puy Oria, compañera profesional y vital de Montxo Armendáriz, y recalcó que el director navarro ha creado con su cine un “mundo propio de gran densidad, profundidad y empatía. Ante sus películas es difícil no sentirse humanamente implicado”.

Agradecimiento ‘presidencial’Después de la proyección de un vídeo en el que se repasaba lo más granado de la filmografía de Armendáriz, los presidentes de Eusko Ikaskuntza y Laboral Kutxa hicieron entrega física al realizador navarro del galardón, acto tras el que el representante de la entidad bancaria, Txomín García, glosó profusamente la figura del director de Olleta, destacando que sus filmes “son relatos de la condición humana, logrando así que sus películas sean universales”.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, afirmó que “Montxo Armendáriz ha sido precursor y referencia destacada del cine y la creación audiovisual. Mucho, muchísimo de lo que hoy tenemos se lo debemos a él. Ha sido un artesano del cine, pleno de sensibilidad, humanismo, cercanía y compromiso. Desde la complicidad, ha contado historias universales, ha contribuido a ensanchar nuestra cultura, siempre valiente y en vanguardia, capaz de anticipar y proponer las cuestiones sociales centradas en nuestras época”.

Finalmente, fue la presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, la que puso el lazo al acto. Tras felicitar a “un gran director de cine” por el premio otorgado por Eusko Ikaskuntza, calificó a Montxo Armendáriz, recordando las palabras del jurado, como “realizador imprescindible de los últimos 30 años. Sensibilidad, honestidad, sencillez, coherencia... Estas son algunas de las cualidades que han valorado, pero yo quiero destacar también su compromiso tras la cámara y su encomiable rigor. Y esto, dicho de quien es periodista, es todo un elogio -afirmó la presidenta-, porque no siempre la creación artística se ve acompañada por ese rigor”. Barkos apuntó que las películas del director navarro están “cargadas de humanidad, y creo que el trabajo de Montxo Armendáriz es un paradigma de la dimensión humana”. En este sentido, Uxue Barkos hizo referencia a la declaración de Derechos Culturales, “en la que el término cultura abarca los valores, las creencias, las convicciones, los idiomas, los saberes y las artes;las tradiciones y los modos de vida a través de los que una persona o un grupo expresa su humanidad y los significados que da a su existencia y desarrollo. Y si pensamos en el trabajo de Montxo Armendáriz, hablamos de esta declaración y así nos reconocemos en su cine. El cine de nuestro director más laureado”.

La presidenta foral recordó que cuando se le comunicó al director navarro que se le concedía este premio, éste afirmó que “al rodar una película no se piensa en premios, se piensa en comunicar, en compartir una historia con los espectadores. Pero reconocimientos como el de hoy nos permiten demostrar que los espectadores también lo vivimos de esta manera, que se produce esa comunicación”. Uxue Barkos reiteró las felicitaciones afirmando lo “profundamente orgullosos que nos sentimos” del director navarro.

Herramientas de Contenido