Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

A la contra

Cómo pasa el tiempo

Por Jorge Nagore - Miércoles, 25 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

¿Recuerdan hace 2, 3, 4 años? ¿No? Normal, éramos todos muy jóvenes. Hace 2, 3, 4 años cada aproximadamente 4 o 6 meses salía un estudio o un informe de algún think tank de esos de por aquí o algún macro reportaje en determinada prensa en el que se nos hablaba de lo “extremadamente caro” que resultaba tener 50 parlamentarios en Navarra y el pastón que eso suponía y, con todo lujo de detalles, estadillos, epígrafes, gráficos, comparativas y propuestas, se nos trataba de vender que era un despilfarro inasumible. Desde que en mayo de 2015 la derecha -UPN, PSN y PPN- perdió las elecciones y no cató sillones por vez primera no se ha vuelto a saber nada de lo que carísima que nos sale la democracia representativa, los thinks tanks estos no han abierto el pico y la prensa antaño tan batalladora contra que los partidos de la oposición tuviesen peones suficientes calla. Una de las consecuencias, por ejemplo, de que se redujese el número de parlamentarios sería que igual el PPN pasaría de 2 a 1 parlamentario, con lo cual Ana Beltrán no tendría a nadie a quien endosar todo el trabajo de mirarse las comisiones y las comparecencias y el curro de verdad toda vez que ella está solo centrada en conseguir decir la mentira más gorda, audible y sonora, siempre con el raca-raca, y a agitar el 155 porque “en Navarra una minoría pretende aplastar a una inmensa mayoría”. Aplastar, utiliza además el verbo aplastar. No solo miente en lo de minorías y mayorías sino que además usa verbos de peleas de dinosaurios entre niños de 4 años: ¡te aplastaré, velociraptor! Pues si se redujese el Parlamento, Beltrán igual algún día tenía que leerse algún papel, aunque, visto lo visto, es más que probable que ni esa mínima profesionalidad tendría, puesto que está muy clara la apuesta del PP desde Madrid para con Navarra y que Beltrán ejecuta a la perfección: exabruptos, mentir y a lo que caiga.

Herramientas de Contenido