Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Editorial de diario de noticias

El bosque de la corrupción

Catalunya está sirviendo de cortina de humo para ocultar los procesos judiciales abiertos contra el PP de Rajoy, pero las conclusiones del juicio de Gürtel ya describen una red organizada para delinquir, sobornar y saquear las arcas públicas

Miércoles, 25 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

la finalización de la primera pieza del caso de corrupción del PP denominado Gürtel arroja unas duras conclusiones sobre esta parte del entramado organizado desde este partido para el asalto y saqueo de las arcas públicas. La propia fiscal da por probada la caja B del PP que manejaron sus sucesivos tesoreros -desde la actual hasta el primero de ellos han estado imputados en diversos casos de corrupción con Bárcenas como paradigma estrella-, asegura que el sistema que la trama Gürtel hizo del soborno un modo de vida, descarta que se tratase de operaciones organizadas por los grupos municipales del PP y apunta directamente a la organización central del partido. Es cierto que el conflicto de Catalunya está sirviendo de tapadera a Rajoy para tratar de ocultar el alcance de este caso de corrupción, uno de los más graves de las últimas décadas con un alcance calculado en 800 millones de euros. Pero que Catalunya sirva de excusa política y mediática para evitar centrar el debate en la corrupción no reduce la altura de un escándalo del que acaba de juzgarse solo una parte. De hecho, el PP tiene pendientes en diversos tribunales otros muchos asuntos vinculados a la corrupción política, la financiación ilegal y el cobro de sobresueldos ocultos en otros casos como Púnica, los discos duros de Luis Bárcenas, procesos de financiación ilegal de campañas electorales en Madrid o Valencia o el caso Canal, en el que se acaba de imputar por presuntos delitos de malversación, prevaricación y falsedad documental al ex presidente de Madrid y ex ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón. Es decir, buena parte de las cúpulas histórica del PP en Madrid, Baleares o Valencia, están implicadas en escándalos políticos que mezclan el dinero, comportamientos chabacanos y prepotencia fanfarrona en un fango inagotable de corrupción. La sombra de la corrupción en España es alargada, afecta a buena parte de las principales estructuras del Estado y a los principales partidos políticos y lo seguirá siendo por mucho tiempo con importantes procesos judiciales pendientes. Todo ello alimenta una permanente inestabilidad política -el Estado español acaba de superar a Grecia como el país de la UE con mayor déficit en 2016-, más aún si el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido y sigue siendo el principal dirigente del PP cuando se han producido buena parte de esos casos. Que el árbol del conflicto en Catalunya no impida contemplar el amplio bosque de la corrupción en el Estado español.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »