Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La oposición celebra que Fomento excluya a Navarra del convenio

Las fuerzas del cambio reprochan la doble vara del Estado, que cumple “unas leyes y otras se las salta”

Miércoles, 25 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

PAMPLONA- Que ha sido otra jugada por parte del Estado para intentar erosionar al Gobierno a costa del tren quedó claro en las intervenciones de los grupos de la oposición. UPN, PSN y PPN prácticamente se regocijaron con la decisión de Fomento, y aprovecharon sus turnos de intervención para cuestionar al consejero. De Ayerdi dijeron que “ha perdido la partida”, como sostuvo Ana Beltrán (PPN);que está “cansado y noqueado”, añadió Guzmán Garmendia (PSN);o que le han ganado “sus socios contrarios al tren”, como apuntó Carlos García Adanero (UPN). Mensajes que no cuadran bien con tres formaciones que, supuestamente, apuestan por un acuerdo favorable a Navarra en la infraestructura. Para Adanero, el problema “no es con Fomento, es con los socios”, y criticó que el vicepresidente se haya dedicado “a dar largas”;Garmendia llamó a hacer un guiñito en los presupuestos para que el Estado vea que el Gobierno quiere la obra;y Beltrán presumió de que el Estado “es el primo de Zumosol”, y que nadie le puede ganar en un pulso.

Por parte de las fuerzas del cambio, la tesis más cercana a la del Gobierno fue la de Rafa Eraso (Geroa Bai). El parlamentario lamentó que alguna de las cuestiones alegadas por Adif hayan sido cuestiones de fechas, cuando hasta ahora se han incumplido todas, y se preguntó por el papel que empezará a desempeñar ahora Navarra en la obra.

Maiorga Ramirez (EH Bildu) quiso restar algo de trascendencia al debate y pidió “hacer un análisis profundo y tranquilo sobre las infraestructuras”, lejos de dogmatismos y modelos cerrados como el de Madrid, que quiere tirar las líneas del tren como Europa con los países africanos. “Defender el autogobierno también es defender que desde Madrid no se imponga un modelo de tren, que es lo contrario de lo que ha hecho UPN: ir a la capital a conseguir lo que aquí no ha podido hacer en las urnas, con una actitud totalmente jacobina”.

Por parte de Podemos, Carlos Couso reprochó que el Estado “sólo quiera cumplir las leyes y acuerdos que le interesan, y el resto romperlos”, y dijo que en realidad “a UPN del tren sólo le importan las obras”. “Aquí lo importante para los regionalistas es licitar y ejecutar la obra. El resto, como si el tren se estrella en Francia”, concluyó.

Por último, Marisa de Simón (I-E) abogó por el tipo de tren que desde su formación siempre se ha defendido, y que pasa por ser “una alternativa más social, más económica”, que vertebre territorio y que sea más ecológica y respetuosa con el medio ambiente. - A.I.R.

Herramientas de Contenido