Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

nuevo presidente del consejo de la juventud

José Miguel Garrido: “A veces se ponen demasiadas etiquetas a los jóvenes en vez de darles voz”

José Miguel Garrido es un joven de números al que le gustan las palabras. Acaba de ser elegido presidente del Consejo de la Juventud con el propósito de visibilizar el asociacionismo.

Txus Iribarren - Miércoles, 25 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 07:59h

José Miguel Garrido tiene 33 años y ha llegado a la presidencia del Consejo de la Juventud desde la Asociación Navarra de Debate.

José Miguel Garrido tiene 33 años y ha llegado a la presidencia del Consejo de la Juventud desde la Asociación Navarra de Debate.

Galería Noticia

  • José Miguel Garrido tiene 33 años y ha llegado a la presidencia del Consejo de la Juventud desde la Asociación Navarra de Debate.

Pamplona- El pasado sábado tuvo lugar la XXX Asamblea General del Consejo de la Juventud. De ella salió una importante renovación de los cargos directivos. Entre ellos el del propio presidente. Releva en el cargo a Eduardo Alonso.

¿Cómo llega José Miguel Garrido a la presidencia de Consejo de la Juventud?

-Mi relación con el Consejo de la Juventud ha venido de la mano de la Asociación Navarra de Debate, un grupo que surgió en el entorno universitario con la Liga de Debate y otras actividades. Después de estudiar en Monjardín (antiguo Ursulinas) cursé Economía en la UPNA y es ahí donde me impliqué en estas actividades que han ido a más porque hemos hecho también formación en diferentes institutos como Navarro Villoslada, en su día organizamos un debate electoral con los políticos, ahora hemos impulsado el Parlamento Joven....

Una persona de números a la que le gustan las palabras... El concepto de diálogo está muy de moda últimamente con lo que está pasando en Catalunya...

-Bueno. Mi experiencia personal es la siguiente. A mi me gustaban los números pero no está reñido con las letras. De hecho Economía se inserta en lo que son las Ciencias Sociales, no en Ciencias Exactas. Y me interesan mucho las relaciones interpersonales, que se basan en la palabra escrita y hablada. De ahí di el salto al tema de hablar en público que me enganchó. Y aquí estamos.

Una de sus primeras intervenciones nada más ser elegido presidente fue reivindicar la necesidad de combatir la invisibilidad del Consejo y de esta parte de la juventud...

-Hay que tener un poco de cuidado al hablar de esto. En la asamblea se habló de la invisibilidad del mundo asociativo pero no porque no tenga peso o importancia, que la tiene y podría llegar a un 40% del sector, sino porque hay otra parte de la juventud y de la sociedad que vive ajena a todo este rico mundo asociativo y a la educación no formal.

Quizá en un ambiente cada vez más individualista y materialista esto de juntarse y trabajar altruistamente por los demás no se lleve...

-Personalmente puedo hablar de lo mucho que me ha aportado para mi desarrollo personal y social participar en este tejido asociativo al que llegué de casualidad. No sé muy bien cuál es la razón pero ciertamente parece que hay una parte de la juventud obsesionada por la formación reglada, los títulos.... Están preocupados por su futuro laboral en un momento complicado pero pueden perderse todo lo que supone trabajar de forma colectiva.

Pero sí que es cierto que una de las generaciones más preparadas se ha topado de bruces con la mayor precariedad laboral de los últimos años....

-Además de joven he estudiado Economía y soy consciente de esto. Todo el mundo sabe que estamos en una situación complicada y que los efectos de esta crisis han venido para quedarse. Es cierto que es una época delicada llena de incertidumbre.

Un panorama que también ha llevado a muchos jóvenes a emigrar en busca de una oportunidad. ¿Qué le parece el programa anunciado recientemente para recuperar ese talento del éxodo de la crisis?

-Aquí hay dos aspectos. Por un lado es verdad que cuando invertimos en educación mucho dinero y luego esta generación tan formada tiene que salir fuera, es una inversión que no repercute aquí. Pero también hay que decir que la movilidad, viajar y trabajar en el extranjero enriquece y abre muchas puertas. Eso sí, siempre que sea algo querido y voluntario no por no tener otra opción. Por tanto también es positivo que se lancen acciones para recuperarlos.

Algunos hablan de una generación perdida, otros del precariado, antes estaban los ninis... A veces se ve a la juventud más como objeto que como sujeto. ¿Demasiadas etiquetas para los jóvenes?

-Los sociólogos, efectivamente, son muy tendentes a etiquetar. Creo que en vez de eso hay que dejar que los jóvenes den un paso adelante. Es una parte de la sociedad a la que hay que escuchar y dar voz porque los jóvenes de hoy son los adultos de mañana. Somos el futuro y tenemos que tener peso. De ahí la importancia del Consejo de la Juventud.

¿Y se sienten escuchados por las instituciones? El Gobierno está impulsando un plan de Juventud, luego está el Parlamento Joven...

-Falta trabajo por hacer pero hay aspectos que se están trabajando y se está notando que el Consejo está cogiendo relevancia. Hemos participado en varias comisiones del Plan de la Juventud, lo del Parlamento nace por nuestra iniciativa, también se va actualizar el decreto que regula el Consejo desde hace 30 años...

Herramientas de Contenido