Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

J.j. Huarte de Pablo (Pamplona, 1973)

Prácticas en Dominicana

Béisbol | El navarro José Javier Huarte regresa al país antillano para continuar con su formación como entrenador

Javier Leoné - Jueves, 26 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

José Javier Huarte, durante su anterior estancia en República Dominicana.

José Javier Huarte, durante su anterior estancia en República Dominicana. (D.N.)

Galería Noticia

  • José Javier Huarte, durante su anterior estancia en República Dominicana.

“¿Entrenar en Estados Unidos? Sería un sueño. El tren pasa una vez y, si no te montas, no vuelve”

Pamplona- José Javier Huarte de Pablo (Pamplona, 1973) ha dedicado gran parte de su vida al béisbol. Primero como jugador del equipo Irabia, en el que dio sus primeros pasos en este deporte cuando solo tenía 9 años. Después en el Arga, hasta que en 2002 colgó el bate por motivos laborales. Una década después, “casi por casualidad”, como él mismo reconoce, retomó la actividad, pero en esta ocasión como entrenador del Béisbol Navarra, con el que hace apenas un mes se proclamó campeón de España de clubes de categoría sub-21 junto a Miguel Erroz, “un entrenador que tiene mucha más experiencia que yo y que es en quien me fijo para seguir aprendiendo”. Pero su instrucción como técnico no acaba ahí y el próximo 1 de noviembre pondrá rumbo a la República Dominicana para continuar con su formación. Será su segunda aventura en territorio antillano, donde ya permaneció un mes a mediados de este mismo año.

La oportunidad que ahora se le presenta a José Javier Huarte comenzó a fraguarse hace ya un tiempo. Él mismo explica el proceso: “La MLB (Major League Baseball) organizó en octubre de 2016 un curso de formación de entrenadores en Barcelona, una iniciativa pionera en Europa en la que participamos 30 técnicos españoles. Fueron diez días encerrados en un hotel en los que trabajamos de ocho de la mañana a ocho de la tarde sin parar. La idea era darnos unas sesiones teóricas, pero a finales de enero me preguntaron a ver si estaba dispuesto a completar la formación en una de las academias que tiene la MLB en República Dominicana”. Y Huarte no lo dudó.

Antes de exponer todo lo que le ocurrió en su primera aventura al otro lado del Charco, el entrenador pamplonés del Béisbol Navarra pone en contexto qué tipo de actividad se desarrolla en suelo caribeño: “Las academias que hay en República Dominicana son el último escalón de los jugadores para acceder a las grandes ligas de Estados Unidos. Primero está el top, donde jugarían Cristiano y Messi, por poner un ejemplo que se entienda, y después están la Triple A, la Doble A, la Clase A, que tiene tres categorías, la Liga Rookie y después las academias, que se encuentran en Dominicana. Las 30 organizaciones estadounidenses, es decir, el equivalente a las franquicias de la NBA de baloncesto, tienen sus academias en Dominicana y por ahí pasan todos los jugadores latinos que se preparan para dar el salto a Estados Unidos jugando una liga en la que solo participan esa especie de filiales de los equipos estadounidenses. De ahí se hace la criba para seleccionar a los más capacitados para participar en las grandes ligas”.

Con esta explicación resulta más sencillo comprender qué hizo José Javier Huarte en República Dominicana entre el 1 de junio y el 1 de mayo de este mismo año. “Me enviaron a Boca Chica, a la academia de los Miami Marlins, donde permanecí un mes participando en entrenamientos y amistosos porque el 2 de junio empezaba la Liga”, cuenta Huarte, que admite que “aprendí un montón”. “Fue un mes de formación teórica y práctica en la que tuve carta blanca para hacer de todo, pero dentro de un límite y sin pasarme”, añade el entrenador pamplonés, que recuerda que “incluso me dejaron opinar en una de las reuniones del staffsobre quién tenía posibilidades de dar el salto a Estados Unidos y quién no”. Para destacar el duro trabajo que realizó, el preparador navarro matiza que, “a pesar de estar en el Caribe, solo pude ir tres horas a la playa durante el mes que estuve allí”.

La cuestión es que José Javier Huarte concluyó encantado esa primera experiencia, al igual que los coordinadores que controlaron su estancia en Dominicana. Y no porque él lo diga, sino porque así se lo transmitieron. “El 2 de julio comenzaba la Liga académica, que dura tres meses, y mi coordinador me propuso quedarme durante toda la competición, pero por motivos de trabajo y familia no pude. Lo entendió y me ofreció volver cuando quisiera, e incluso me abrió las puertas para trabajar para la organización. Me dejó alucinado porque eso sería un sueño”, explica. Sin embargo, el pamplonés desvela que los Miami Marlins han sufrido cambios institucionales que complican esta última propuesta. “En agosto hubo un cambio de dueños y el equipo lo adquirió un exjugador de los New York Yankees, Derek Jeter, junto a un grupo de accionistas de renombre entre los que destaca la presencia de Michael Jordan, y ahora es una época de cambios. De hecho, he tenido que retrasar el vuelo al 1 de noviembre por esta circunstancia”, revela Huarte, que va a permanecer en República Dominicana hasta el 10 de diciembre, por lo que va a tener tiempo de participar en la liga de tres semanas en la que va a tomar parte la academia de Miami con los jugadores contratados el 2 de julio, los que llegaron justo después de su anterior estancia.

“Esta vez el viaje me va a costar dinero”, cuenta el técnico pamplonés, que no obstante matiza que “el anterior me lo pagó Béisbol Navarra y ahora voy a utilizar la beca que me concedió en su día el Colegio Nacional de Entrenadores”. Huarte, que ya ha solicitado una excedencia -es funcionario-, dice que, al margen de formación, lo que busca -y ha encontrado- con estas aventuras en República Dominicana es “una experiencia personal”, aunque sin descartar otros objetivos: “La verdad es que nunca he tenido en mente entrenar en Estados Unidos, porque eso es como te toque la lotería. Lo que ocurre es que, a raíz del comentario del coordinador que quería contar con mis servicios para la organización, comencé a pensarlo. De hecho, ya lo he hablado con mi familia, por si surge, pero hasta que no llegue el momento... Ahora no me pagan nada, pero tengo claro que, si me ofrecen el mismo dinero que cobro aquí, me cogería una excedencia. El tren pasa una vez y, si no te montas, no vuelve a pasar”. Una opción remota, pero posible. De momento, República Dominicana le espera. Otra vez.

El protagonista

Nombre completo. José Javier Huarte de Pablo.

Edad. 44 años (14/6/1973).

Nació en... Pamplona.

Familia. Está casado y tiene dos hijas de 21 y 15 años.

Profesión. Funcionario.

Formación. Magisterio.

En el béisbol. Comenzó a jugar en Irabia con 9 años. A los 20 se pasó al Arga y en 2002 se retiró por motivos laborales. En 2012 regresó como entrenador del Béisbol Navarra, cuya dirección técnica comparte con Miguel Erroz.

Detalles

Segundo viaje. José Javier Huarte ya estuvo en República Dominicana en mayo de este mismo año formándose como técnico en la misma academia a la que va a regresar en noviembre.

El equipo de Jordan. El técnico pamplonés se va a enrolar en la academia de los Miami Marlins, organización que en agosto cambió de dueños al ser adquirida por el exjugador de los New York Yankees Derek Jeter y un grupo de accionistas entre los que destaca Michael Jordan.

Herramientas de Contenido