Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Uxue Barkos: “Es tiempo de consolidación para hacer de la acción del cambio la acción de futuro”

"Navarra se ha posicionado como la Comunidad más solvente", recalca la presidenta - Defiende los buenos económicos y los resultados de la reforma fiscal - "Este segundo año hemos apostado de manera decidida por reducir las desigualdades, sobre todo la pobreza" - Espera que Navarra "ejerza el máximo nivel competencial ante Bruselas"

D.N. - Jueves, 26 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 09:45h

La presidenta Barkos, durante su discurso.

La presidenta Barkos, durante su discurso. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

PAMPLONA. La presidenta del Ejecutivo Foral, Uxue Barkos, ha considerado que los cinco grandes retos a los que se enfrenta Navarra son el empleo de calidad, la revolución digital, la consolidación de un Estado de Bienestar solvente, la convivencia y el autogobierno.

Así lo ha explicado hoy en su exposición de apertura del Debate sobre el Estado de la Comunidad Foral en el hemiciclo navarro, en la que se ha referido a los grandes retos de Navarra y donde ha avanzado diversos compromisos del Gobierno en esta segunda parte de la legislatura.

Según ha indicado, crear más empleo y de mejor calidad es la "prioridad principal" del Ejecutivo, por lo que ha trasladado su apuesta por "seguir mejorando" las políticas destinadas al apoyo de empresas autónomas, así como las destinadas a la orientación, formación e intermediación laboral, además de las políticas activas de empleo.

Como segundo reto ha citado la Revolución tecnológica o la Navarra 4.0, un "desafío histórico" al que la Comunidad Foral debe hacer frente y que permitirá "reinventarnos a nosotros mismos".

En tercer lugar ha colocado la consolidación de un Estado de Bienestar solvente y de calidad, ya que la crisis ha mermado "duramente" los servicios públicos a través de "severos recortes". La presidenta ha considerado que la convivencia es el cuarto de los retos de Navarra, que cuenta con una pluralidad "que no debe ser vista como una amenaza, ni mucho menos como un riesgo".

Por último, ha subrayado el autogobierno como quinto reto prioritario, por ser "nuestra seña de identidad", por lo que ha mostrado su compromiso con una "defensa férrea de nuestros derechos históricos".

En los turnos de réplica, los grupos de la oposición al Gobierno de Navarra (UPN, PPN y PSN) han criticado la deriva "nacionalista" del Ejecutivo de Barkos, mientras que EH Bildu e IE han negado que exista ningún proyecto de este tipo.

El portavoz regionalista, Javier Esparza, ha lamentado que la presidenta Barkos siga "defendiendo un proyecto nacionalista que no quiere la mayoría de esta comunidad".

"Usted gobierna para los partidos que la apoyan y excluye de esa manera a 24 parlamentarios que representamos tantos votos como usted", ha añadido.

También la portavoz socialista, María Chivite, ha considerado que el Gobierno foral "ha elevado el pistón nacionalista, llegando a apoyar a quienes vulneran la ley" en Cataluña. En este sentido, no ha entendido "cómo se está poniendo el foco en políticas nacionalistas" cuando la mayoría de la sociedad no lo comparte.

"Llegaremos al final de la legislatura, pero lo haremos a trompicones", ha lamentado Chivite, quien ha anunciado que "llegará la hora del cambio liderado por la izquierda".

La portavoz popular, Ana Beltrán, "no podía imaginar que desde el minuto uno iban a ir tan a cara descubierta" y que, "fruto de las prisas", han ido mostrando su vertiente nacionalista "sin ningún pudor".

"Nos sigue tachando de alarmistas, pero la realidad nos da la razón, nos vamos a quedar cortos de alarmar a la sociedad", ha matizado Beltrán, que ha coincido con Esparza en que se ha "dado la espalda a las víctimas de ETA".

"La prueba más clara es que no ha exigido a sus socios principales que condenen los asesinatos, secuestros y extorsiones", ha aseverado.

Koldo Martínez, portavoz de Geroa Bai, ha pedido que "no hagan una política partidista de las víctimas de ETA". Además, ha apuntado que "Navarra no quiere ese mundo viejo" que UPN defiende, pues "el mundo ha cambiado" y los regionalistas "se han quedado atrás".

Tras recordar que se ha pasado "de un gobierno identitario 'requetenavarro' a uno integrador de mayoría social progresista", ha recomendado a Esparza que "superar los miedos es la única forma lógica de enfrentarse a la realidad para intentar mejorarla".

En nombre de EH Bildu, su portavoz, Adolfo Araiz, ha negado que exista ningún propósito nacionalista. "Díganos dónde, en el Acuerdo Programático hay un proyecto nacionalista -ha precisado-. Ese proyecto nacionalista no existe".

El parlamentario de Podemos-Ahal Dugu Mikel Buil ha afirmado que, con este Ejecutivo, Navarra "no solo ha dejado de retroceder, sino que ha avanzado mucho en la buena dirección" y tiene que seguir en ello.

Por este motivo, ha felicitado a las tres fuerzas con las que está compartiendo esta experiencia. "Profundizar en el cambio solo lo podemos hacer juntos", ha dicho.

La parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha garantizado que "por mucho que se empeñen en repetirlo, el cambio no es nacionalista" y no se está llevando a cabo "para euskaldunizar Navarra ni para españolizar Navarra".

"Ustedes erre que erre con el 'raca raca' del anexionismo, lo que les pasa es que están mirando al pasado", ha aseverado.

Herramientas de Contenido