Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El cuatripartito reclama a UPN responsabilidad y no utilizar la movilidad para la confrontación

Los regionalistas mantienen el pulso sobre el proyecto de Pío XII y amenazan con romper los consensos en la Mancomunidad
Asiron cree que el uso partidista del asunto “perjudica a la ciudad”

Kepa García - Jueves, 26 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Recreación del aspecto de la avenida tras la puesta en marcha del proyecto de movilidad.

Recreación del aspecto de la avenida tras la puesta en marcha del proyecto de movilidad.

Galería Noticia

  • Recreación del aspecto de la avenida tras la puesta en marcha del proyecto de movilidad.

pamplona- La enésima iniciativa de UPN en contra del proyecto para la avenida Pío XII y su amenaza de romper los consensos en el grupo de trabajo de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP), donde se trabaja en un plan de movilidad para toda la Comarca, han terminado por convencer a los grupos del cuatripartito de que los regionalistas van a convertir este asunto en una arma de confrontación partidista de primera magnitud en lo que resta de legislatura.

Si hasta la fecha los portavoces de UPN habían evitado posicionarse abiertamente en contra de los cambios que se preparan sobre movilidad, ayer mostraron su perfil más crítico y se hizo evidente que no están dispuestos a dejar pasar esta oportunidad para criticar la acción equipo de Gobierno.

Lo van a tener que hacer en solitario, que ya ni los socialistas, socios de viaje en la oposición, piensan acompañarles en esta estrategia, como se encargó de señalar la portavoz del PSN Maite Esporrín ante la afirmación del regionalista Juan José Echeverría de que el proyecto previsto para la avenida Pío XII incumple lo dispuesto por el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de la Mancomunidad.

Cabe recordar que en este proyecto trabajan el Gobierno foral, la MCP y 18 ayuntamientos con el objetivo de coordinar acciones para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, reducir el impacto ambiental y el consumo energético.

2 en 3 díasEl asunto fue debatido ayer en la comisión de Urbanismo tras una declaración de UPN -la segunda en tres días- reclamando la paralización del proyecto con el argumento de que no ha venido precedido de un proceso participativo y no contempla estacionamientos disuasorios.

La iniciativa constaba de tres puntos y solo fue aprobado uno, en el que se acuerda “coordinar cualquier actuación que se vaya a realizar en la avenida de Pío XII con el documento 0 del PMUS que es el que tiene que marcar el desarrollo de la movilidad de Pamplona y Comarca”. La propuesta salió adelante con el apoyo de UPN, EH Bildu y Geroa Bai, mientras que el PSN se abstuvo y Aranzadi votó en contra (la representante de I-E no acudió).

El debate vino precedido de una intervención de la representante de los comerciantes de Pío XII opuestos al proyecto, Ainhoa Comerón, que volvió a exponer en el salón de plenos la preocupación del gremio ante las consecuencias del proyecto y se quejó de la falta de participación.

Echeverría se refirió en términos despectivos al proyecto y planteó la cuestión en una especie de guerra de intereses entre los socios del cuatripartito por abanderar los cambios en movilidad. El argumento que empleó en esta ocasión contra los cambios en Pío XII es que antes de ponerlos en marcha habría que habilitar un aparcamiento para turismos en la zona.

menos coches, lo básicoArmando Cuenca (Aranzadi) recordó que el objetivo del proyecto es reducir el tráfico de coches (y un parking podría tener el efecto contrario) y ante el proceso participativo lamentó que los comerciantes no hubieran querido asistir a la reunión a la que fueron convocados. Joxe Abaurrea (EH Bildu) reiteró que siguen abiertos a recibir propuestas y acusó a UPN de “echarse al monte” con este asunto.

Itziar Gómez (Geroa Bai) puso énfasis en rechazar el argumento de los regionalistas de que el proyecto de Pío XII no respeta el PMUS y criticó la decisión de UPN de utilizar la movilidad como estrategia para la confrontación partidista. Maite Esporrín, por último, compartió la argumentos de la portavoz de Geroa Bai y rechazó la paralización del proyecto, aunque abogó por una participación efectiva.

El alcalde Joseba Asiron fue preguntado por la cuestión durante la visita a primera hora de la mañana a las obras de la plaza de Lezkairu, donde pidió responsabilidad a los dirigentes de UPN. “Me temo que algunos quieren hacer de la movilidad una cuestión partidista. Confío en que prevalezcan los intereses de la ciudad, que tiene mucho retraso en esta materia, y se dejen atrás otros intereses que solo pueden perjudicar”.

Herramientas de Contenido