Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

presidente del Comité Nacional de Fútbol Femenino

“En el fútbol femenino navarro hay que unir lo que separaron las elecciones”

Rafa del Amo anuncia cambios en las categorías de la competición nada más estrenar su cargo de presidente del Comité Nacional de Fútbol Femenino

M.J. Armendáriz / Oskar Montero - Viernes, 27 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Rafa del Amo, delante del panel de fútbol femenino instalado en las nuevas oficinas de la Federación Navarra en la calle Arrieta.

Rafa del Amo, delante del panel de fútbol femenino instalado en las nuevas oficinas de la Federación Navarra en la calle Arrieta. (OM)

Galería Noticia

  • Rafa del Amo, delante del panel de fútbol femenino instalado en las nuevas oficinas de la Federación Navarra en la calle Arrieta.

pamplona- Quiere empezar el cambio en el fútbol femenino navarro hoy mismo con una reunión con el Gobierno de Navarra y ya anuncia una Primera División nacional de sólo 12 equipos. De paso inaugura sede de la Federación Navarra, remodelada, moderna y funcional. Una obra que ha costado 468.000 euros, financiada por la RFEF. Prepara una comisión antiviolencia para evitar comportamientos antideportivos, sigue sin desvelar el contenido de la auditoría, porque dice que primero se debe a los asambleístas, y se mantiene al margen de las elecciones en Osasuna, a pesar de que le han salpicado de lleno, con la dimisión de dos federativos, enrolados en la precandidatura de Lafón.

¿Cómo afronta su reto al frente del fútbol femenino de la Española?

-Con mucha responsabilidad. Estoy muy ilusionado y como diríamos los navarros, acojonado. Es un reto para el presidente de una comunidad pequeña. Me reuní con las chicas de la selección y las capitanas y me dijeron: ¿sabes dónde te metes? Y les dije que sé lo qué quiero, otra cosa es que me dejen hacerlo. Pero quería conocer su sentir. Cuando el presidente Larrea me llamó para proponerme el cargo, que fue promovido por el seleccionador, Jorge Vilda, le dije que iba a haber un antes y un después. Lo primero que hice es pedir un departamento de fútbol y mujer dentro de la Federación, con una directora y un secretario. Llevo años trabajando con el fútbol femenino. España tiene 34 años de historia de fútbol femenino, y yo empecé en la Peña Sport, que tiene femenino desde hace 25 años.

¿Hacia qué escenario quiere dirigir el fútbol femenino?

-El formato del fútbol femenino está fatal. Hay una Primera División, y una Segunda, que es como una Segunda B con siete grupos. Hay que ir a una Liga de doce equipos, que va a ser complicado, pero a nivel europeo funcionan así. Y hacerlo cuanto antes. Las chicas tienen un calendario apretado con citas internacionales. Tendríamos dos Segundas, norte y sur. Y cuatro o seis grupos de Segunda B. Hay que hacer la pirámide bien, porque nuestros equipos lo necesitan. Y también me toca estar al frente de las selecciones. El día 22 la cita es en Serbia para la clasificación para el Mundial 2019. Me he rodeado de Jorge Vilda (seleccionador absoluto) y Jorge Vaquero (jurista) y nos gustaría también cambiar el tema de extranjeras en la Liga, para dar más posibilidades a las de casa. Ahí tenemos que invertir y repartir ese dinero que entra de Iberdrola o de donde llegue. Que haya árbitras, entrenadoras... El futuro está en sus manos. Y se necesita que la mujer se implique más.

¿Cómo prevé paralizar la llegada de extranjeras?

-Hay que ir a una Liga potente, pensando en nuestras chavalas para reforzar nuestras selecciones. Si el Barça tiene ocho extranjeras, quiere decir que quitan puestos a nuestras jugadoras. Tenemos 44.600 licencias en España, pero es una cifra minúscula si comparamos con Francia, Alemania o EEUU, que tiene un millón. En Navarra tenemos unas 700 en campo.

¿Qué pasa con el femenino aquí?

-Me urge reconducir la situación. Lo primero es unir lo que separaron las elecciones. Mañana (por hoy) tengo una reunión con el Gobierno de Navarra y queremos marcar un antes y un después. No puede ser que unos estén en Fundación de Osasuna y otros fuera. Federación y Gobierno deben liderar un proyecto en el que todos estén incluidos. Hay que sentarse con Osasuna, aunque ahora ellos están en un proceso electoral y hay que esperar. Con Osasuna estoy trabajando cómodo. Para nada soy rencoroso y trato de ser cercano a todos los clubes, que es característico de los navarros. La experiencia de las elecciones fue curiosa, pero hay que estar con todos.

¿Va a llegar a todo?

-A diferencia de anteriores directivas, no soy presidencialista y me gusta trabajar en equipo. Tengo directivos que van a acudir a las comisiones en Madrid en las que yo estaba hasta ahora. Sé que mi forma de ser es estar en todas partes. Recuerdo que con 16 años jugaba a pelota y estaba en la comisión de deportes del ayuntamiento. Yo no iba con ningún partido político, sino porque me gustaba. ¿Quién me iba a decir que iba a presidir la Peña Sport? ¿Y la Federación Navarra? Pregunté a mis compañeros si debía coger el cargo y me dijeron que es caché para Navarra estar al frente del femenino nacional. Y mis directivos aquí son los que siguen trabajando.

¿Cómo valora lo ocurrido con Villar?

-Para mí fue una decepción, a la espera de lo que diga la justicia. De los 19 presidentes de territoriales, 16 estábamos con Ángel. Yo fui el último en llegar y me sumé a su línea porque fue un hombre muy cercano y no me convencía la línea de Jorge Pérez, que era la de Tebas. Mis compañeros aseguran que no se ha metido mano a la caja, aunque su actuación puede no haber sido correcta en todo, y creo que no acertó al abrir una guerra con todo el mundo: la Liga, la prensa... Creo que el tema de Villar está finiquitado. Si no dimite, se baraja la posibilidad de una moción de censura. Yo creo que los 139 asambleístas son lícitos, porque así lo dijó el Consejo Superior de Deportes. A mí, desde fuera, me llama la atención el bombo que se ha dado al tema de Villar, pero esa semana hubo un juicio a nivel nacional donde declaró el presidente del Gobierno y apenas se habló. Yo no estoy en política, pero hay cosas que me generan dudas.

¿Esa inestabilidad tiene consecuencias en Navarra?

-No. El día a día funciona. Larrea es un hombre de números y se está valorando tener a cada uno en su sitio. Navarra era la penúltima en el rango en la designación mensual, y creo que debemos estar en la posición 15ª. Esos cambios serán realidad a partir de enero. Antes estas decisiones se tomaban en los despachos y ahora se hablan abiertamente en la comisión de presidentes.

¿Ha conseguido que financien las obras de la Federación Navarra?

-Sí. Tenía un presupuesto para la obra de 468.000 euros y la Española asume la obra. Hemos cambiado completamente la distribución de cuatro pisos situados en dos plantas: dos de Mutualidad y dos de Federación. 400 metros por planta. No había una distribución funcional. Hemos agrupado a todos los trabajadores, queremos que sean más versátiles y buscamos un cambio de imagen. Hemos trasladado a la primera planta las oficinas y los despachos de presidente, secretaría y jurídica, un departamento que he creado. Tenemos salas para los comités y un almacén con lavadora y secadora, que antes pagábamos un servicio a terceros. La parte de arriba es para árbitros, entrenadores y la sala de juntas y el salón, para cursos y nuestras asambleas, que ya no habrá que alquilar fuera. Y al traer a los árbitros aquí, nos queda en Iturrama un piso de 90 metros, de propiedad conjunta con la Española, y tenemos que ver qué hacemos. Y hemos dejado de alquilar el otro piso de Iturrama.

Osasuna está en proceso electoral. En la Federación Navarra ya ha tenido la primera consecuencia, al salir Eva Blanco y Javier Hernández.

-Una vez que ellos se posicionaron en una precandidatura, me reuní con Eva primero, y con Javier después, y, tras hablarlo con el resto de compañeros, vimos que no podían seguir en la Federación. En su día critiqué que Osasuna se posicionara en las elecciones de la Federación y ahora no podíamos cometer el error, a la inversa. Nos ha costado hacerles entender que eso debería ser así. Teníamos diferentes opiniones. Nadie podía pensar que nosotros estábamos con una precandidatura. No he ido a ninguna presentación de candidatos. Me ha llamado la candidatura de Víctor Álvarez y no hay problemas en escuchar a todo el mundo, una vez que sean candidatos. Me gustaría que el que gane tenga en la Federación la casa para lo que haga falta.

Ha dicho que estaba “muy cómodo” con Osasuna ahora mismo.

-Sí, pero como lo estoy con todos. A las gestiones de Osasuna le damos trato como al resto, como el contrato con el portero del Mónaco, el contrato de Vasiljevic... Hemos trabajado como si fuera un club más. Quiero pensar que estoy bien con los todos.

¿Va a haber alguna incorporación más en la Junta Directiva?

-Sí. Tengo un par de mujeres en cartera. No hay muchas trabajando en los clubes y las que hay son muy buenas y sus clubes no quieren que las traiga a la Federación. No es incompatible el cargo, pero si vienen es a trabajar y eso lleva su tiempo. Pero las necesitamos. Cuando yo estaba en la Peña Sport, en la junta éramos cinco hombres y cinco mujeres. Este fin de semana quiero decidir este tema.

También ha habido cambios en la secretaría general.

-Este tema lo teníamos abierto desde la sanción disciplinaria al anterior secretario, Santiago Peña, en enero de 2017, que desencadenó su despido al mes siguiente. La auditoría desveló una falta de documentación y hemos llegado a un acuerdo económico. Ahora ha sido nombrada Mariela Bonafaux. Mariela es jefa de personal y controla los números, algo que no se hacía por ejemplo en el Comité de Entrenadores, que es lo que la Auditoría ha dicho. El antiguo secretario tenía un sueldo muy alto y el despido nos podía haber costado 150.000 euros, pero hemos llegado a un acuerdo que no ha pasado de los seis números. En dos años habremos amortizado esa cifra. Hemos cubierto todo el trabajo reorganizando al personal y nos hemos ahorrado un sueldazo.

¿Qué desveló la auditoría?

-Los asambleístas serán los primeros en conocerlo, pero ha marcado que había una serie de cuestiones mal llevadas, como los cursos de entrenadores, la gestión, los pagos o el tema de personal.

Herramientas de Contenido