Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Ikusi makusi

Con el lazo rosa siempre

Por Alicia Ezker - Viernes, 27 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

me siguen emocionando todas las historias de superación, todas aquellas personas que consiguen salir reforzadas de la adversidad. Esas vidas que adquieren un nuevo sentido cuando de pronto se ven truncadas por el aviso, siempre inoportuno, de la enfermedad o la tragedia. Me emocionó mi madre cuando hace ya décadas consiguió superar su cáncer de mama y vivir intensamente y feliz, sin sentirse enferma, transmitiéndonos a su familia y a su entorno toda su fortaleza para afrontar lo no deseado, su capacidad para caminar por el lado positivo de la vida, y así fue hasta que otra dolencia peor se la llevó. Y me emocionan todas y cada una de las mujeres de mi familia y de mi entorno que han pasado por el duro trance de un cáncer de mama y todas las demás, a las que no conozco, pero sé de sus experiencias. Mujeres que no sabían lo fuertes que eran, que han llorado, callado, sufrido y soportado durante meses el dolor de una enfermedad hasta que llega de nuevo la sonrisa al final del camino. Desde el palo del diagnóstico tras una dolorosa mamografía en la que sabes que todo puede pasar, porque entras con la moneda en el bolsillo, con su cara o cruz. Y muchas, por antecedentes, sabemos que tenemos más monedas que el resto y que hay que vivir asumiendo que solo la prevención es nuestra aliada. Mujeres que han pasado por la intervención, viendo como su cuerpo se transforma, y por los duros tratamientos y las secuelas físicas y estéticas que dejan. Porque sigue emocionando cuántas veces las ganas de vivir pueden con eso y con mucho más. No es solo el cáncer de mama, también otras muchas enfermedades, pero estos días de lazo rosa es cuando se hacen visibles todas estas historias anónimas. Y en esta lucha desigual contra un mal que nunca avisa es clave contar con los programas de prevención necesarios, con revisiones sin listas de espera, con apoyo médico y psicológico, con garantías de no padecer discriminación laboral. Estas son las noticias que no emocionan. Este domingo Iruña de nuevo se vestirá de rosa, como se vistió durante la semana pasada, para sumar esperanzas en el apoyo a esta causa que no es de otras, es de todas.

Herramientas de Contenido