Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El cuatripartito cierra filas con el Gobierno

Los principales socios respaldan el trabajo del Ejecutivo y apuestan por un proyecto a largo plazo

Viernes, 27 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- Teniendo en cuenta la actual aritmética parlamentaria sobre la que se sostiene el Gobierno foral, el Debate sobre el estado de la Comunidad ha servido hasta desde que se produjo el cambio también para ratificar el apoyo de los principales socios del cuatripartito a Uxue Barkos. Y ayer, como en 2016, los portavoces de las fuerzas del cambio volvieron a respaldar la gestión que hasta ahora está llevando a cabo el Gobierno. No fue, sin embargo, un respaldo a ciegas. Hubo críticas. Pero si algo han demostrado cuatro fuerzas tan dispares unidas en torno al acuerdo programático ha sido el saber canalizar las disensiones (que las ha habido, las hay y las habrá) de una manera democrática y reposada. Las críticas que ayer vertieron los principales socios tuvieron que ver con el ritmo, la profundidad y la necesidad de que el cambio no se despegue del espíritu con el que nació.

El más sucinto fue Koldo Martínez (Geroa Bai), quien dijo que el diagnóstico de Barkos fue “impecable, interesante y profundo”, y asumió como suyos los compromisos de la presidenta.

En lo que va de legislatura, EH Bildu ha demostrado en el día a día un compromiso con el cambio que ayer explicitó su portavoz. Adolfo Araiz consideró que el trabajo que está haciendo el Gobierno foral “va en la línea del acuerdo programático”, aunque queda “mucho por hacer”. Pero las prisas, cree Araiz, no pueden arruinar un proyecto que acaba de empezar, “que es emancipador, gradual y a largo plazo”. Pidió seguir apostando por el binomio de trabajo institucional con actividad ciudadana y no “asfixiarse” con las prisas, y se ratificó en “los compromisos con los que nos sentimos cómodos”. “2018 tiene que ser una fecha clave para el impulso: ya hemos iniciado el cambio, el régimen ya no controla las instituciones, así que ahora empecemos a profundizar”, reflexionó.

Un mensaje igual de explícito mandó Mikel Buil, portavoz de Podemos, durante su intervención. Antes de concluir, Buil mandó su “soporte al Gobierno y al cuatripartito en todo lo que suponga avanzar en el cambio”. Un cambio que a su juicio es “irreversible” y que está afianzando “una nueva comunidad más democrática, madura, sin dueños y capaz de preguntarse y decidir todo”.

También I-E se ratificó en su apoyo al Gobierno. De hecho, Marisa de Simón dijo que “si volviésemos a 2015, tomaríamos la misma decisión”, con un pragmatismo que remató al decir que “el acuerdo no es el programa de I-E, pero es una base para revertir recortes y poner en el centro a las personas”. “No pensemos que el enemigo del cambio es UPN;no. El mayor enemigo es que el cambio se aparte de sí mismo, que se aleje de su esencia, que gire a la derecha o que cambie la pluralidad por el nacionalismo. Mientras tanto, seguiremos fieles”, prometió De Simón. - A.I.R.

Herramientas de Contenido