Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La MCP presupuesta 8 millones para tratar y no verter la basura

En 2018 se comprará el suelo y se harán los proyectos de las nuevas plantas
EH Bildu, Geroa Bai, Elkarrekin e Independientes apoyan los 108 millones de gasto

Ana Ibarra / Iñaki Porto - Viernes, 27 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los grupos EH Bildu y Geroa Bai votan en la asamblea celebrada ayer en la sede de la calle Chinchilla.

Los grupos EH Bildu y Geroa Bai votan en la asamblea celebrada ayer en la sede de la calle Chinchilla. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

  • Los grupos EH Bildu y Geroa Bai votan en la asamblea celebrada ayer en la sede de la calle Chinchilla.

pamplona- La asamblea de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona dio luz verde ayer al proyecto de presupuestos para 2018 (108 millones) que contempla una partida de ocho millones de los 50 proyectados para la construcción de una planta de tratamiento de la materia orgánica, envases y fracción resto. Para no llevar al vertedero la basura todavía queda trayecto. Primero, hay que redactar el proyecto (150.000 euros), decidir el tipo de sistema y la ubicación de las plantas entre las opciones de diferentes polígonos industriales que baraja la institución en el ámbito comarcal, además de adquirir los terrenos. De los 30,9 millones destinados a inversiones para 2018 urge el conjunto de estas infraestructuras para evitar que la basura se vierta en Góngora al incumplirse ya la normativa europea. En este sentido, el presidente de la MCP, Aritz Ayesa, destacó que para el 30 de octubre está prevista una reunión para concretar el estudio de ubicación. Reconoció, además, que es uno de los “retos” que tiene por delante la MCP, ya que para el 2020 hay que separar el 80% de la materia orgánica cuando ahora no se llega al 19%. “Vamos a lanzar una nueva campaña porque no estamos consiguiendo los números necesarios de separación en origen”, reiteró. Para el 2018 se conocerán también las alternativas de zonas de vertido de cara al cierre de Góngora.

El proyecto de ingresos y gastos contó con los 31 apoyos de EH Bildu, Geroa Bai, Independientes y Elkarrekin (Cambiando Burlada y Participando en Barañáin), los 19 votos en contra de UPN, PSN, Aranzadi e IE, y la abstención del alcalde de Belascoain. Del presupuesto y del Plan de Gestión Anual Ayesa destacó los 11 empleos públicos que se han ganado para el taller de mantenimiento, que se suma a otro “impulso” en materia de empleo público como es la revisión del contrato de recogida de basura a partir de junio. También puso de manifiesto las inversiones en pequeños pueblos financiando nuevas fosas sépticas (Cildoz, Olza, etcétera) y depuradoras (Monreal y Salinas).

Por otro lado, la subida de un 2,1% en el recibo de la basura recibió el voto en contra de UPN y la abstención de PSN, Aranzadi e IE, mientras que el incremento de un 1,6% para el del agua sólo fue rechazado por UPN.

Desde el PSN, Maite Esporrín recordó que las inversiones en materia de residuos no se han materializado en “nada” y fue crítica con el hecho de que no se atendieran sus propuestas en materia de transporte para 2017 (pago a través del móvil, mamparas, wifien los buses...). Rechazó también que se contemple la gestión directa de la recogida de residuos y no estuvo de acuerdo con la subida en residuos porque “no se corresponde con la de los salarios”. Expuso, asimismo, que se presupuesta un canon por el uso del agua de Itoiz que no es real (445.900 euros). Para Juanjo Echeverría (UPN), la asamblea de ayer era como el “día de la marmota” al volver a llevar objetivos ya fijados en 2015 que “eran falsos y seguimos igual” como ocurre con la planta de tratamiento o la ubicación del nuevo vertedero. O el canon a Canasa que en 2016 y 2017 se presupuesta en la mitad y luego se factura el total (más de un millón de euros) porque “de nuevo las promesas del Gobierno no se van a cumplir”. Iñaki Cabasés (Geroa Bai) recordó a la oposición que la operación más ruinosa del anterior equipo de gobierno y “el mayor agujero” fue la compra de Salesas (30.000 euros en intereses anuales). “Este año (2018) haremos el proyecto y ya veremos si se puede materializar. El Plan de Gestión Anual prevé un gasto de 405.000 euros en el proyecto y dos partidas para 2019 y 2020 de 5,8 millones cada ejercicio para su ejecución. Defendió a su vez la subida de las tarifas que obedecen al incremento de los “gastos en materiales y salarios”, y reprochó a UPN y PSN que en el caso de la planta de residuos se aborda una carencia que viene de atrás, y el “ajuste” del canon a “consumos responsables” para frenar un gasto “sobredimensionado que recibió el aplauso de UPN y PSN”. Según Ayesa, tanto 2017 como 2018 el Gobierno de Navarra llegó a un acuerdo para adecuar el pago a “nuestras necesidades y lo tiene que cumplir”, “todas las mancomunidades lo ven como injusto para la MCP”, abundó.

salesasManolo Romero, en representación del grupo de independientes, ve un “paso firme” en la asignación en 2018 para adquirir suelo y contar con los proyectos de las nuevas plantas, además de iniciar los estudios para la nueva zona de vertido. Rebatió a Edurne Eguino (IE) que el sistema para tratar la materia orgánica está por “debatir”. Defendió también que se está a tiempo de parar el parking en Salesas en la fase de concurso para evitar además excavaciones arqueológicas, y del canon dijo que “todos pelearíamos por esa rebaja”.

Eguino hizo un repaso crítico al plan. No comparte la gestión del agua en Eugi, no comparte el proyecto de Salesas y, en residuos, estamos “en el mismo punto” con una sexta campaña “sin garantía de mejorar los resultados de recogida de materia orgánica”. Cuestionó, por otro lado, que se apueste por una planta de biometanización como la que existe en Tudela porque el resultado es “un puré semilíquido que se tiene que enterrar” porque no vale para la agricultura, y es “el más rechazado por directivas europeas”.

Por parte de Aranzadi, Armando Cuenca valoró la “voluntad política de remunicipalizar” los servicios y la colaboración con el Ayuntamiento en materia de movilidad si bien fue mordaz en su crítica a la gestión en residuos a la que falta la “valentía” de acompasarla con “una política fiscal”. No comparte, además, que haya un aparcamiento en Salesas y ve “falta de liderazgo político en la MCP” en materia de transporte.

El portavoz de EH Bildu, Mikel Gastesi, se refirió a la “desastrosa realidad” con la que se toparon, y dejó claro que no se ha decidido todavía el modelo de nueva planta para tratar la basura. Habló de la “consolidación” del empleo público. y en relación al transporte expuso el avance previsto para 2018 en la elaboración del Plan de Movilidad Comarcal con un proceso participativo. Respecto a la revisión del canon de Canasa la revisión no sólo es compartida por la MCP sino por todos los regantes.

Herramientas de Contenido