Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La biblioteca de Aurizberri recibe el premio Aclebim

El jurado valoró el proyecto Berragu de préstamo a domicilio por el Pirineo

Patricia Carballo - Viernes, 27 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Mari Mar Agós y Martín Saragüeta, recibiendo el premio en Ávila.

Mari Mar Agós y Martín Saragüeta, recibiendo el premio en Ávila. (Foto: cedida)

Galería Noticia

  • Mari Mar Agós y Martín Saragüeta, recibiendo el premio en Ávila.

AURIZBERRI- La biblioteca de Aurizberri-Espinal recogió el sábado pasado en Ávila el Premio Aclebim de Bibliotecas Móviles, en reconocimiento por su proyecto Berragu, que ofrece desde 1998 un servicio de préstamo bibliotecario a domicilio en más de 30 poblaciones del Pirineo Oriental, siendo el único de estas características en toda Navarra. La actual bibliotecaria, Mari Mar Agós, que lleva 4 años realizando este servicio de forma voluntaria, y Martín Saragüeta, impulsor de esta iniciativa y anterior bibliotecario, fueron los encargados de recibir este premio, el cual se convoca bienalmente con el objetivo de reconocer la singularidad y los logros de las bibliotecas itinerantes. En este caso, el jurado ha valorado positivamente la “originalidad y sostenibilidad del proyecto Berragu, su especial diseño para llevar hasta sus últimas consecuencias el principio de proximidad con los usuarios” y, especialmente su “contribución en los intentos por mitigar los problemas propios de un poblamiento disperso y una población envejecida”.

Cargada de emociones y experiencias nuevas, Mari Mar ya ha buscado un sitio para el trofeo, que luce en el alféizar de una ventana junto a un bibliobús pequeño. Y es que el premio lo ha recibido en el seno del 8º Congreso Nacional de Bibliotecas Móviles, donde ha conocido la experiencia de los bibliobuses móviles. “Yo nunca me había montado en uno, siempre voy en mi vehículo particular y reparto los libros. Ha sido una pasada”, explicaba. En Ávila, ha conocido casos como las bibliotecas de la paz que prestan servicio a guerrilleros en Colombia, un moto- carro en Perú conducido por un voluntario o una furgoneta que opera en zonas rurales de Portugal, similares al Pirineo. “Ha sido un fin de semana muy intenso, pero también muy enriquecedor. Ha sido una formación muy fuerte”, manifestaba Mari. De hecho, ayer mismo aplicó todo lo aprendido en su habitual ruta, un trabajo que siente que se lo debe a sus vecinos y que por fin ha tenido el reconocimiento que se merece.

Herramientas de Contenido