Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La residencia ya está en hora

El reloj del edificio ha sido reparado y vuelve a funcionar tras dos décadas

Un reportaje de Lander Santamaría Fotografía J. M. Ondikol - Viernes, 27 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Residentes y empleados recibieron el cheque de 2.500 euros con el que se ha reparado el reloj.

Residentes y empleados recibieron el cheque de 2.500 euros con el que se ha reparado el reloj.

Galería Noticia

  • Residentes y empleados recibieron el cheque de 2.500 euros con el que se ha reparado el reloj.

el reloj exterior de la Residencia de Ancianos y Jubilados Francisco Joaquín de Iriarte de Elizondo-Baztan, que llevaba dos décadas averiado, volvió ayer a dar la hora y con una puntualidad suiza según se pudo comprobar justamente a las 12 horas, cuando coincidió con las campanadas de la parroquia de Santiago Apóstol. La reparación ha sido posible gracias a las aportaciones de los usuarios asociados a la cooperativa EmásP (Energía + Personas) de consumo eléctrico, que ha alcanzado los 2.500 euros que se entregaron a la gerencia y residentes del centro.

“¿Has visto? Exactitud absoluta”, exclamó al sonar las doce Patxi Herce Huerta, el hombre que ha puesto en hora un reloj parado al menos durante los últimos 20 de sus 35 años de vida. En todo ese tiempo, según comprobaban con cierto disgusto las personas que lo veían inactivo o marcando horas erróneas e imposibles, andaba “a su aire”. “Y así era, estaba averiado pero las agujas se movían a veces por la fuerza del viento”, apuntó Herce para explicar que señalara distintas horas como se aprecia en fotografías tomadas en fechas distintas.

El aparato, que tiene padre (marca) y de las buenas pues es un Bodet, empresa francesa que desde 1868 fabrica relojes para catedrales, iglesias y edificios institucionales, se instaló en 1982, cuando Dragados y Construcciones finalizó las obras de reforma y ampliación de la antigua Meca.El coste se habría cargado al presupuesto (232 millones de pesetas) de los trabajos y no al mobiliario (38 millones) y funcionó hasta que dejó de hacerlo.

Su reparación se asumió desde el primer día que IDEA inició su gestión de la residencia por su director Rafael Sánchez-Ostiz y su hermano Jesús (gerente de EmásP), que ha logrado 2.500 euros de las aportaciones de los socios usuarios que se entregaron ayer durante un animado aperitivo. Y el reloj funciona, o sea que película con final feliz.

Herramientas de Contenido