Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

De la bestia a la belleza

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 28 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Impresionante porte el del último Mercedes, que hereda lo mejor de los todoterreno y las berlinas de la casa alemana.

Impresionante porte el del último Mercedes, que hereda lo mejor de los todoterreno y las berlinas de la casa alemana. (Foto: Mercedes-Benz)

Galería Noticia

  • Impresionante porte el del último Mercedes, que hereda lo mejor de los todoterreno y las berlinas de la casa alemana.

Mercedes-Benz se adentra en un nuevo segmento de mercado, el de los pick-up. Esta categoría de vehículos, que hasta hace unos pocos años no eran más que una referencia televisiva y cinematográfica de las producciones audiovisuales llegadas desde Estados Unidos, se ha convertido, incluso en la vieja Europa, en un suculento nicho de ventas en el que los principales fabricantes de todoterreno pescan un buen número de capturas.

Bajo la denominación Clase X, Mercedes presenta su enorme vehículo (5,341 metros de largura, 1,920 de anchura, 1,790 de altura y 3,150 de distancia entre ejes) como un modelo “con el que se difuminan los límites de los conceptos clásicos del pick-up. Los atributos apreciados por los usuarios de los pick-up medianos -robustez, funcionalidad y resistencia- se perfeccionan con las propiedades características de los automóviles Mercedes-Benz, como dinamismo, confort, diseño, seguridad, interconexión en red y numerosas posibilidades de personalización. Mercedes-Benz responde así a las nuevas expectativas de los clientes y abre este segmento a nuevos grupos de usuarios”.

En la fase inicial de su comercialización, el Clase X cuenta con tres acabados (Pure, como herramienta de trabajo;Progressive, robusto, pero con estilo;y Power, tope de gama y ya de lujo), motores diésel de cuatro cilindros 2.3 (2.298 cc) con dos niveles de potencia (163 CV y 403 Nm y 190 CV y 450 Nm, con velocidades máximas entre 170 y 184 km/h y consumos medios entre 7,3 y 7,9 litros), tracción trasera y tracción integral acoplable, y cambio manual de seis marchas y automático de siete relaciones. A esta oferta se suman seis tapizados diferentes para los asientos, incluyendo dos acabados en piel, tres elementos de adorno para el puesto de conducción, dos colores de techo y un variado programa de accesorios desarrollados por la marca alemana que permiten una personalización al máximo nivel tanto desde un punto de vista estético como funcional. Entre éstos la firma germana cita: styling bar, side bar, hardtop, diversas cubiertas y numerosas soluciones específicas para la carga y la conducción fuera de carretera.

El Clase X llega para responder, desde la perspectiva de Mercedes, al creciente interés por los pick-up medianos -medianos desde el sentido de la medida americano, porque para los europeos resultan realmente grandes- que combinan sus tradicionales características con un nivel de confort, equipamiento, prestaciones, seguridad, dinamismo y conectividad más propios de turismos de gama alta. A este respecto, hay que apuntar que su chasis de travesaños sobre el que se monta la carrocería cuenta con suspensión independiente en el eje delantero, muelles helicoidales y discos de freno autoventilados en las cuatro ruedas, amén de otros complementos como la caja reductora y el bloqueo del diferencial trasero opcional, elementos de seguridad como el asistente de frenado activo, el detector de cambio de carril, la ayuda para descenso de pendientes (4Matic) o el asistente para señales de tráfico, entre otros;y una amplia oferta de llantas de aleación de 17, 18 y 19 pulgadas de diámetro.

En cualquier caso, los precios resultan competitivos, con tarifas entre 37.133 y 44.203 euros, que para profesionales se mueven entre 27.900 y 32.062 euros. Cabe apuntar que a partir de mediados de 2018 estará disponible como tope de gama un motor diésel V6 con 258 CV, 550 Nm y tracción integral permanente.

Junto a las dimensiones ya apuntadas, sus cualidades como todoterreno quedan refrendadas por una profundidad de vadeo de 60 centímetros, 20,2 centímetros del altura libre al suelo, ángulos de ataque de 28,8 grados y de salida de 23,8 grados, inclinación lateral máxima de 49,8 grados, ángulo de rampa de 20,4 grados y una capacidad ascencional del 100%. Y respecto a su función de transporte, la caja admite trasladar un europalet en posición transversal entre los pasos de rueda y cuenta con iluminación específica de serie para la superficie de carga.

MERCEDES-BENZ CLASE X

las claves

Con potentes motores diésel de 163 y 190 CV, contrastadas cualidades fuera de carretera y gran capacidad de carga, es un ‘pick-up’ a considerar

Los tres acabados disponibles permiten al Clase X adaptarse a todo tipo de clientes, desde el exigente profesional hasta el particular más sibarita

Aunque en Mercedes lo catalogan como ‘pick-up’ mediano, para cualquier europeo sensato el nuevo Clase X es una máquina impresionante tanto por sus dimensiones y capacidades como por su diseño, tecnología y sofisticación.

Herramientas de Contenido