Tres bancos públicos de éxito en Europa se presentan en Navarra

El IBB de Berlín, Finlombarda de Italia y BNG holandés relatan su experiencia como entidades de desarrollo e inversión
Sus directivos destacan la necesidad de analizar las necesidades de cada región

Juan Ángel Monreal | Oskar Montero - Sábado, 28 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Matthias von Bismarck-Osten (IBB), Francesco Acerbi (Finlombarda), Mikel Casares y Edwin van Veenhuizen (BNG), ayer en Pamplona.

Matthias von Bismarck-Osten (IBB), Francesco Acerbi (Finlombarda), Mikel Casares y Edwin van Veenhuizen (BNG), ayer en Pamplona. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Matthias von Bismarck-Osten (IBB), Francesco Acerbi (Finlombarda), Mikel Casares y Edwin van Veenhuizen (BNG), ayer en Pamplona.

PAMPLONA- Es posible disponer de una banca pública y es posible que esta tenga éxito en el siglo XXI. Así lo mostraron ayer en Pamplona los ejecutivos de tres entidades financieras de titularidad pública de Alemania, Italia y Holanda, que contaron su experiencia y dejaron un mensaje contundente: antes de poner en marcha esta entidad, hay que saber para qué se quiere y qué nicho de mercado se quiere atender.

Matthias von Bismarck-Osten, director del Departamento de Banca de Investitionsbank Berlín (IBB);Edwin van Veenhuizen, director del Sector Público y Estructura Financiera del BNG Bank holandés y Francesco Acerbi, vicedirector general de Finlombarda (Lombardia-Italia), explicaron ayer sus experiencias en el curso de una jornada organizada por la Corporación Pública Empresarial de Navarra. La jornada se enmarca dentro de las acciones que está organizando el Gobierno de Navarra para estudiar la viabilidad de la creación de una banca pública en la Comunidad Foral: un estudio cualitativo de opinión a 28 agentes de interés en Navarra sobre el valor que crearía una entidad financiera pública en los ámbitos social y económico;un estudio jurídico realizado por los catedráticos de la UPNA, Fernando de la Hucha y Rafael Lara;y el propio acto de ayer.

“Con estas tres acciones se cumple con el compromiso adquirido en el acuerdo programático firmado por las cuatro fuerzas que sustentan al Gobierno. Con la información generada, Gobierno y cuatripartito valorarán la situación y tratarán de consensuar una posible propuesta de actuación adecuada a la realidad y necesidades de Navarra”, dijo Ayerdi, quien señaló que, una vez acordada, la propuesta será planteada a la ciudadanía navarra en el marco de un proceso participativo, con el fin de recoger aportaciones de forma previa a la decisión definitiva.

La jornada, y especialmente los bancos que fueron invitados a ella, daban sin embargo una pista del tipo de banca pública que contempla el Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra. Se trataba de tres bancos más ligados a la inversión y al desarrollo y que, por ejemplo, no captan depósitos de particulares. “Por decirlo de alguna manera, se parecen más a Sodena que a Caja Navarra”, explicó uno de los asistentes al acto, que estuvo conducido por el profesor de la Universidad Pública de Navarra, Mikel Casares.

Así, el IBB, el banco público de desarrollo del Estado Federal de Berlín, cuenta con una plantilla de 626 personas y su balance general es algo superior a 19.000millones de euros. La entidad facilita los instrumentos financieros para el desarrollo empresarial, la vivienda y la protección del clima y las infraestructuras. El grueso de su actividad va enfocada en el apoyo a las empresas emergentes, start-ups, empresas relacionadas con la vivienda y pymes mediante préstamos de capital riesgo y a través de programas de subvención y servicios de asesoramiento.

Por su parte, el BNG Bank es una entidad con 103 años de historia, aunque su actual nombre comercial data de 2013. La administración es la propietaria, a partes iguales entre el gobierno holandés y los gobiernos locales. Sus títulos son nominativos y restringe su actividad crediticia a las autoridades locales y a instituciones nacionales o comunitarias. El objeto de su actividad es el interés público y sirve de apoyo a las políticas del Gobierno. Según dijo van Veenhuizen, “BNG Bank es el banco de y para las autoridades de los Países Bajos y las instituciones del sector público. El banco realiza una contribución sostenible a la minimización de costes de prestaciones sociales públicas, mediante la aportación de servicios financieros personalizados”.

Finlombarda opera en el ámbito nacional o regional, como es el caso de su entidad, que se ciñe a la región de Lombardía. Cuenta con 173 personas a su servicio y su misión es el desarrollo social, económico y territorial. Dispone de unos fondos propios cercanos a los 260 millones de euros, unos activos de 395 millones y gestiona activos para fondos regionales por valor de 1.665 millones de euros. En 2016 tuvo un beneficio neto de 1,6 millones y su calificación es de BBB-. La institución fue fundada en 1971 y desde 2004 el 100% del capital es propiedad de la Región de Lombardía. Desde 2013 es el principal operador de políticas públicas en el desarrollo regional.

apuntes

El IBB de Berlin. Según Von Bismarck-Osten, el IBB acude a los mercados de capital para refinanciarse (tiene la AAA, de Fitch) y emplea fondos de los presupuestos regionales, federales y europeos.

BNG Bank El banco, con sede en La Haya y 300 empleados, tiene activos por valor de 154.000 millones de euros y un beneficio neto consolidado de 369 millones. En cuanto a la calificación, BNG Bank posee la triple A de Moody’s y S&P;y la calificación de AA+ por Fitch y está sujeto a la supervisión del Banco Central Europeo.

El problema de la deuda. Una de las dificultades con las que se encuentra por ejemplo Sodena o una entidad financiera que realizara una función similar para ampliar su cartera de préstamos es el hecho de que estos computen como deuda. Algo que por ejemplo no sucede en con los prestamos de los bancos ayer invitados.

apunte

Attac pide una banca pública

Garantizar servicios financieros. ATTAC Navarra, el gran impulsor del debate en Navarra, ha publicado un manifiesto en el que insta a Gobierno a impulsar la creación de una banca pública que “tenga una inequívoca vocación de servicio público y sin ánimo de lucro”. Esta banca debería garantizar el acceso a una cuenta corriente y medios de pago a toda la ciudadanía. La entidad se convertiría en la referencia para todas las entidades del sector público de Navarra, gestionaría sus depósitos y la financiaría. El planteamiento de ATTAC pide que la entidad disponga de un consejo de administración compuesto por nueve miembros designados por el Gobierno de Navarra a propuesta del Parlamento de Navarra entre personas de reconocido prestigio y experiencia profesional ligada al ámbito financiero. - D.N.