Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Debate sobre el Estado de la Comunidad Debate sobre el Estado de la Comunidad

El Parlamento foral defiende el autogobierno y apuesta por una relación bilateral con el Estado

Defiende Navarra como sujeto político con el rechazo de UPN, PSN y PPN

Los regionalistas, los únicos que no logran aprobar ninguna propuesta

Ibai Fernandez | Javier Bergasa - Sábado, 28 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un momento del Debate del estado de la Comunidad celebrado el jueves y el viernes.

Un momento del Debate del estado de la Comunidad celebrado el jueves y el viernes. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

  • Un momento del Debate del estado de la Comunidad celebrado el jueves y el viernes.

PAMPLONA- El pleno del Parlamento foral aprobó ayer una resolución por la que se compromete a “defender los derechos históricos de Navarra” y abordar las relaciones entre la Comunidad Foral y el Estado “en términos de bilateralidad”. Fue una de las conclusiones del debate sobre el estado de la Comunidad que la Cámara foral ha celebrado este jueves y viernes, y que culminó ayer con la aprobación de 13 de las 26 propuestas presentadas. Un debate eclipsado por el conflicto catalán, que ha acaparado todo el foco y que ha marcado también buena parte de los discursos de estos dos días.

Quizá por ello, o porque es el principal y casi único tema de oposición, la cuestión identitaria marcó buena parte de las resoluciones de ayer. Con sus matices y visiones diferentes, todos los grupos presentaron alguna iniciativa en ese sentido. Ya fuera para refrendar su compromiso con el autogobierno, alertar del centralismo que impera en Madrid, reivindicar la defensa de los símbolos o, como ya es habitual en el PP, para hablar de ETA. Un debate que resultó muy sentimental y poco práctico, tanto por el contenido como por la forma de las propuestas, que no son vinculantes.

De todas ellas solo una salió adelante, la que habían presentado conjuntamente Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, aprobada con el rechazo de el rechazo de UPN, PPN y PSN. El texto, que iba en la línea del propio acuerdo programático, implica el compromiso de la mayoría parlamentaria en la defensa de los “derechos históricos y democráticos”, así como en su defensa “ante cualquier agresión”. Una demanda vinculada a la aplicación del artículo 155 de la Constitución y a las propuestas de recortar competencias en educación de algunos partidos en el Congreso. Escenario que ha despertado suspicacias en Navarra, donde algunos grupos temen que el conflicto catalán sirva para una nueva oleada recentralizadora.

El Parlamento también apuesta por considerar a Navarra y su ciudadanía “protagonista y sujeto político propio con capacidad para tomar decisiones sobre el estatus jurídico de la comunidad”. Y se defiende la necesidad de “abordar las relaciones entre Navarra y el Estado en términos de bilateralidad”. Dos reflexiones de gran calado político en la medida en que fijan el criterio de la mayoría parlamentaria que apoya al Gobierno. También el de EH Bildu, a quien UPN y PP han querido situar las últimas semanas en la vía de la República Vasca en un intento de desgastar al Gobierno foral, y que se sitúa en los marcos acordados para hacer viable el cambio.

Los “vagos” de UPNLa Cámara en cambio rechazó las propuestas que UPN, PSN y PP presentaron vinculadas al marco institucional. “El Parlamento de Navarra muestra su compromiso con la Constitución y la Lorafna como normas fundamentales para la convivencia”, había propuesto UPN, que también presentó otro texto para denunciar “la imposición de la ikurriña en las instituciones navarras. En ambas solo logró el apoyo de PSN y PPN. Los tres partidos coincidieron también en las propuestas de defensa del status quo que presentaron socialistas y populares.

Finalmente, fueron aprobadas 13 de las 26 iniciativas presentadas. Tres del PSN, dos de Geroa Bai, una de EH Bildu, dos de Podemos, una del PPN, otra de I-E y 3 consensuadas por el cuatripartito. Al igual que ocurrió en el pleno monográfico de la Ribera, UPN volvió a ser el único partido que no logró aprobar ninguna de sus propuestas. Cinco iniciativas que genéricas sobre la Lorafna, el TAV, la supuesta “imposición” del euskera, de la ikurriña o de la educación. Textos tan breves que la portavoz socialista, María Chivite consideró que había sido elaborados “en cinco minutos en la cafetería”. “Se mueven menos que los ojos de Espinete, no hacen nada. Sus propuestas son vagas cortas y lamentables”, se mofó el también socialista Guzmán Garmendia en una sesión en la que Ana Beltrán volvió a exhibir su particular vehemencia. “Aquí hemos venido a arreglar los problemas de la gente, no a montar el circo”, le recriminó la parlamentaria de Podemos, Fanny Carrillo.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia