Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
TAMBIÉN SE LE HABÍA RETIRADO EL PERMISO DE CONDUCIR

Absuelto de un atropello en la Rochapea porque un coche mal aparcado le restaba visión

La Audiencia revoca una condena de 3 meses a un pamplonés de 44 años

Sábado, 28 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El paso donde fue el accidente.

El paso donde fue el accidente. (D.N)

Galería Noticia

  • El paso donde fue el accidente.

PAMPLONA- La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha revocado la condena de tres meses de prisión impuesta en el Juzgado de lo Penal 3 a un conductor de 44 años, de origen argelino y vecino de Pamplona. Al acusado también se le había retirado un año el permiso de conducir por entender que había cometido un delito de lesiones por imprudencia cuando al circular por el cruce de la calle Cruz de Barcacio con la calle Uztárroz, en el barrio de la Rochapea de Pamplona, alcanzó a otro pamplonés de 41 años que atravesaba un paso de peatones. La víctima sufrió graves lesiones en la clavícula y el peroné de las que tardó en curar 79 días y en 38 de ellos estuvo incapacitado. Ahora, la Audiencia Provincial considera que el accidente no se produjo por una imprudencia que merezca reproche penal, porque junto al paso de cebra había un coche mal estacionado que dificultaba la visión del conductor.

Los hechos probados declaran que “sobre las 18.30 horas del 28 de diciembre de 2015 el acusado conducía un Peugeot 406 cuando al llegar al cruce con la calle Uztárroz, que estaba debidamente señalizado, y bien iluminado, pese a que la visibilidad del paso de peatones estaba dificultada por la presencia de un coche en el aparcamiento habilitado para motocicletas que limita con el paso de cebra. El conductor no disminuyó la velocidad y atropelló al peatón lanzándolo sobre el capó”. La Au-diencia concluye que el incorrecto estacionamiento de un coche en el parking para motos “restaba visibilidad al conductor” que circulaba a una velocidad moderada y adecuada se vio sorprendido por el peatón sin disminuir la velocidad ni frenar, por lo que tal conducta no puede calificarse de temeraria o grave. La imprudencia que supuso no reducir la velocidad ante el obstáculo que suponía el vehículo incorrectamente aparcado no puede calificarse de temeraria”, zanja la Sala. - E. Conde

Herramientas de Contenido