Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Espléndida demostración de ganadería en Elizondo

El mercado reunió más de 400 cabezas de ganado en el primer día de feria de otoño

Lander Santamaría Juan Mari Ondikol - Sábado, 28 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

De arriba abajo, la plaza del Mercado que ofreció la imagen de las grandes ocasiones en el día de los ganaderos de las ferias de otoño de Elizondo, primeras de la temporada en la cuenca del Bidasoa. Las vacas ‘cachetas’ gallegas que sorprendieron por el t

De arriba abajo, la plaza del Mercado que ofreció la imagen de las grandes ocasiones en el día de los ganaderos de las ferias de otoño de Elizondo, primeras de la temporada en la cuenca del Bidasoa. Las vacas ‘cachetas’ gallegas que sorprendieron por el tamaño de su cornamenta. Un año más, circular por la calle Jaime Urrutia se hizo particularmente difícil. Un rebaño de ovejas de raza latxa cubiertas de blanca y limpia lana para abrigarse en invierno, y unos magníficos ejemplares de caballar de raza Burguete que completaron unas 400 cabezas de ganado, la más abundante presencia de las últimas décadas en el mercado.

Galería Noticia

  • De arriba abajo, la plaza del Mercado que ofreció la imagen de las grandes ocasiones en el día de los ganaderos de las ferias de otoño de Elizondo, primeras de la temporada en la cuenca del Bidasoa. Las vacas ‘cachetas’ gallegas que sorprendieron por el t
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

elizondo- El primer día de las ferias de otoño de Elizondo, las primeras también de la temporada en la cuenca del Bidasoa, fue una espléndida muestra de ganadería de distintas especies en la plaza del Mercado, además de abarrotar de gente las calles y plazas de la localidad. Más de cuatrocientas cabezas de vacuno, caballar, lanar y caprino se contabilizaron, mientras los puestos de venta ambulante ofrecían toda clase de artículos igual que seguirán haciendo hoy en la jornada de clausura.

Entre el bovino, sin duda el más representativo del Valle de Baztan en cuanto a producción de carne, con magníficos ejemplares de raza pirenaica, curiosamente destacaron media docena de vacas cachenas autóctonas de Galicia y Portugal que llamaron la atención por su larga cornamenta en forma de lira. Llegaron al parecer desde Urdazubi/Urdax donde las cría Mattin Villares y esta raza, que estuvo también al borde de la extinción como nuestra pirenaica, tiene cierta similitud por su excelente adaptación al territorio y su capacidad tanto de trabajo (los bueyes) como de producción cárnica, y fueron, como se dice, la curiosidad de la feria.

Asimismo, importante presencia de caballar con ejemplares de gran alzada y un elevado número de poneys casi “como de juguete” que hicieron las delicias de la chavalería. En Francia e Italia, esta pequeña raza tiene una notable aceptación para paseos en los parques naturales, si bien otros apuntan a un creciente consumo de carne caballar en países centroeuropeos.

La presencia de un rebaño de cabras fue otro aspecto que sorprendió en el mercado, al ser este un animal históricamente perseguido por el daño que causa a las repoblaciones forestales por lo que su pastaje en libertad está terminantemente prohibido. Con todo, quienes disponen de terrenos suficientes para su cría en cautividad consideran que es bastante rentable por la facilidad de su alimentación y la demanda de la carne de cabrito. Y también en la plaza del Mercado, para cerrar el círculo de especies ganaderas, un numeroso rebaño de ovejas y una piara de euskal zerria, el cerdo autóctono vasco cuya crianza parece haber saltado las mugas de la Baja Navarra y se vuelve a criar a este lado del Pirineo.

En las calles, sobre todo en la de Jaime Urrutia, la afluencia de público fue sobresaliente desde el mediodía, con auténticos problemas para dar dos pasos seguidos, aunque no faltaron los que opinaban que se veía “menos gente que el año pasado” y en algún caso con menos dificultades para aparcar en el centro de Elizondo. Hoy sigue la feria en el que decían día de las mujeres, aunque eso era antes.

costumbres que no pasan

vacas, ajos y turrón

Lo de siempre. Para la Justicia (alcaldesa jurado y kargodunak) de Elizondo, las Ferias de Otoño son ocasión de uno de los mayores ingresos, a 20 euros el metro lineal para la venta ambulante. Antes era uno de los más importantes, lo que ya no ocurre, Y la costumbre sigue, el turrón royo (cacahuete y miel) típico navarro se vendía a 30 euros el kilo, los huesos de santo a 36 euros kilo, los ajos a 15 y 30 euros la ristra, según número de cabezas, y en el desafío de aizkolaris los veteranos Larretxea e Irazu ganaron a Iker Vicente y Etxeberria. - L.M.S.

Herramientas de Contenido