Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La semana

Un poco de memoria y hemeroteca

por F. Pérez-nievas - Sábado, 28 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

en ocasiones la hemeroteca es un buen flotador al que agarrarse cuando los demás parecen naufragar en el mar de la desmemoria. En abril de 2016 un informe de la Fundación Nueva Cultura del Agua, integrada por personas independientes dijo en el Parlamento que “el agua de Tudela es potable y de las peores de Navarra. Cuenta con herbicidas que no hay depuradora que los pueda quitar”. Tal afirmación generó una lluvia de críticas, ¿en el Parlamento? No, contra quien escribió un artículo sobre ese informe. Días después, la Junta de Aguas, indignada, envío un escrito en el que señalaban que “con contundencia y objetividad y en base a los múltiples análisis a los que se somete, el agua de Tudela es de calidad” y calificaron de “valoraciones personales y subjetivas” señalar al agua de Tudela como “una de las peores de Navarra”. “El agua de consumo de Tudela cumple y ha cumplido sobradamente con los requisitos de calidad que marca la legislación”, concluyeron. Además, aunque muchos ediles ratificaban off the recordla escasa calidad del agua que bebemos, la Junta recibió el apoyo y aplauso de cada uno de los partidos políticos en el pleno que, ese día (ahora ya no lo hacen) decidió beber agua de jarra en lugar de embotellada (cosa que volvieron a hacer después, excepto dos ediles). Meses después el Gobierno dio a conocer un informe que alertaba de la elevada “presencia de nutrientes poco adecuados para agua de consumo”, pero se desató la batalla política sobre el Canal de Navarra y de pasar de decir que el agua de Tudela tenía calidad pasaron a reclamar “agua de boca de calidad” para los tudelanos, algo que sólo llegaría con esta obra faraónica. No voy a entrar en riñas políticas, de si se puede regar 15.000 o 21.000 hectáreas, pero sí en que se tenga algo de memoria de lo que se dice. Como señalaba, TODOS los grupos mostraron su apoyo a la Junta de Aguas, sin que nadie se hubiera metido con los trabajadores, pero TODOS reclaman hoy “agua de boca de calidad”. ¿En qué quedamos? En la última rueda de prensa de I-E, además de llamar hipócritas a UPN y PPN en el tema del Canal (cosa más que evidente), dijeron que “es un derecho de la Ribera tener agua de boca de calidad, porque la de ahora no tiene buena calidad”. ¿No suena también a cierto grado de hipocresía? En numerosas ocasiones, la obsesión por quedar bien hace que los políticos miren al dedo que apunta y no a la luna.

Herramientas de Contenido