Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El tamboril se reivindica en Pamplona a ritmo de ‘masterclass’

El músico y compositor Sabin Bikandi imparte ayer y hoy una clase magistral en el 45º aniversario de Iruña Taldea

Domingo, 29 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Sabin (izquierda) durante la ‘masterclass’ de tamboril.

Sabin (izquierda) durante la ‘masterclass’ de tamboril. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

  • Sabin (izquierda) durante la ‘masterclass’ de tamboril.

pamplona- El músico, compositor y miembro fundador de AIKO Taldea Sabin Bikandi está ofreciendo una masterclass de tamboril, ayer y hoy en el local de Auzoenea (Aldapa, 3-5). Cuenta con la colaboración de Ezpela Creaciones, la empresa del artesano/luthier navarro Raúl Pariente, y es uno de los actos con los que Iruña Taldea celebra su 45º aniversario.

El txistulari y txuntxunero Sabin Bikandi reivindica así “un modo de entender y sobre todo, de tocar nuestro instrumento y su música”. Según explica, “a partir del siglo XVII, y con el movimiento ilustrado, la percusión comienza a considerarse como algo casi marginal en la música, sobre todo, por la influencia del pensamiento romántico” y es entonces cuando al txuntxunero y tamborilero se le comienza a llamar txistulari. “Yo soy txuntxunero y con este nombre, quiero subrayar un modo de entender y hacer música y de tocar”, reivindica Bikandi, coya intención es compartir su amor por este instrumento.

El músico destaca la diferente evolución que han tenido txistu y tamboril. El txistu ha ido adaptándose a los tiempos, mientras que “nuestro tamboril se ha quedado en el origen, manteniendo el aspecto y la estructura que tenía en la Edad Media”, dice.

Técnicas de ejecución y posiciones del cuerpo, acentos, dinámicas, otros modos de entender la relación del ritmo y melodía o cómo sincronizar la percusión con el baile nutren esta masterclass con la que Bikandi pretende “abrir una puerta para ser un txuntxunero feliz, en vez de ser un tristulari”, comenta con ironía. - D.N.

Herramientas de Contenido