Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

A pie de obra

155 ‘a la navarra’

Por Paco Roda - Lunes, 30 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El gran problema de la derecha navarra ha sido y es sentirse única. Indispensable. Como el pan nuestro de cada día. Nuestra derecha siempre ha sentido que estos 10.390Km² de foralidad les pertenecen. Por designio divino y por encargo de la historia. No olvidemos que aquí se fraguó el golpe de estado fascista. Y no, no vincularé a aquella banda de cuarteleros sanguinarios con esta derecha que hoy trata de inmunizarnos de contagios nacionalistas. Pero aquel sustrato redentorista que sirvió de coartada para la gran matanza civil, hoy le sirve a Ana Beltrán (PPN) como excusa para resucitar el miedo de los miedos. Y es que esta derecha navarra adolece de teóricos de altura que sepan argumentar sin inflamar sus venas de populismo. Por eso necesitan echarse al monte, tirar de miedos y de recursos ideológicos de saldo.

Esta semana Ana Beltrán se ha arrancado por bulerías forales entonando el Apocalipsis navarro en fa mayor. La soprano de la derecha ha dicho: “la actuación del Govern en Catalunya se puede extrapolar a Navarra: ambos gobiernos pretenden que una minoría aplaste a una mayoría no nacionalista”.

Beltrán quiere que Navarra sea también cuestión de Estado. Y por eso vomitó esa perla mediática descontextualizada y ahistórica. Y es que Beltrán necesita, como UPN, un nuevo filón para rentabilizar su discurso, ampararse en algo que sustente su presencia. Pero además hay otra cuestión. Elevar Navarra a la categoría de comunidad víctima del nacionalismo comparativo es dar un paso estratégico más en el mapa de oportunidades del PP. Una más para esconder su auténtica vergüenza.

Leo estos días Crítica de la víctima. Y veo cómo Beltrán -también otros- tira de victimismo como generador de identidad, de derecho y autoestima a la navarra. Pero además porque le garantiza la inocencia más allá de toda duda razonable. Ella, como el PP, solo padece, pero nunca actúa.

Herramientas de Contenido