Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La mejor txistorra navarra, de Félix Aramendía

El carnicero de Estella se impone en el XII Concurso Navarro con una txistorra “bastante magra, muy suave, que se come muy fácil y yo creo que muy sabrosa”

Mikel Bernués | Iñaki Porto - Lunes, 30 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El estellés Félix Aramendía exhibe feliz txapela, mandil, galardón y género en una plaza Alfredo Floristán de la que desaparecieron 200 kilos del manjar.

El estellés Félix Aramendía exhibe feliz txapela, mandil, galardón y género en una plaza Alfredo Floristán de la que desaparecieron 200 kilos del manjar. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

  • El estellés Félix Aramendía exhibe feliz txapela, mandil, galardón y género en una plaza Alfredo Floristán de la que desaparecieron 200 kilos del manjar.

pamplona- Tiene un mandil, una txapela y un diploma que le acreditan como ganador. Y tiene el beneplácito de los 15 miembros del jurado -gentes que de esto saben un rato largo- que le otorgaron la mayor puntuación por delante de otros 44 participantes. Desde ayer la txistorra de Félix Aramendía es la mejor de toda Navarra. Que es mucho decir. El galardón, en la XII edición de este concurso impulsado por el Gremio de Carniceros de Navarra, viaja de Huarte a Estella. En concreto a una carnicería que se llama igual que el campeón. Todo es herencia familiar;nombre, apellido, profesión y un establecimiento con 90 años de vida en la ciudad.

Félix estaba ayer “muy a gusto, súper contento”. Carnicero artesano, participante en todas las ediciones y con la de ayer cuatro veces finalista (el año pasado fue segundo), a este estellés de 53 años que lleva “toda la vida” en su carnicería de la calle Fray Wenceslao de Oñate (conocida como calle Nueva) le tocó a la número 12 el premio mayor. “Sé que la txistorra que hacemos está muy buena, pero no esperaba ganar. Somos muchos y la gente sabe hacer las cosas muy bien... Juegan la misma partida y también se lo curran mucho”, explicaba satisfecho. Para su producto estrella, pocos secretos: Carne, panceta, papada, tocino, pimentón, sal, ajo y tripa natural que con esmero y conocimiento se convierten en “una txistorra que hacemos con mucho cariño, bastante magra, muy suave, que se come muy fácil y yo creo que muy sabrosa”, dice.

Félix ya notó un aumento de ventas con el segundo puesto del año pasado, y con el prestigio del primer premio sabe que a él y a su compañero les tocará “meter más horas”. Sin volverse locos y hasta donde lleguen.

Completaron el podio Fran Karasatorre Imaz, de la carnicería Karasatorre de Etxarri Aranatz, y Armando Martínez Gómez, de la Carnicería Deierri de Pamplona, segundo y tercer premio respectivamente. Por último, Luis María Mayayo Lacosta, Mikel Jiménez Arellano, Joaquín Ochoa Echeverría, Joaquín Romero Jiménez, Aitor Mariñalarena Mañeru, José María Aguirre Mauleon y José Antonio Orradre Garayoa fueron finalistas. En total compitieron 45 participantes de Navarra. Un 30% de Pamplona y su comarca, el 17% de Sakana, un 15% de la Montaña, otro 15% de Tafalla y comarca;un 10% de Estella y comarca y otro tanto de la Ribera.

200 kilos de txistorraAlrededor del concurso se montó un buen jolgorio, con hinchables para los enanos y mariachis o deporte rural para entretener al numeroso personal. La plaza Alfredo Floristán de la Milagrosa fue ayer territorio vetado a las manos libres;sí o sí una tenía que sostener el pintxo de txistorra y otra el vaso de tinto que aparecía como perfecto maridaje de casa. El precio obligaba: alimento y bebida por un euro. No es de extrañar que entre pan y pan se consumieran 200 kilos de este manjar. En total 1.000 pintxos de un embutido que hace patria.

Javier Prados, gerente del Gremio de Carniceros, indicó antes de la entrega de premios que el concurso se creó en “defensa y promoción de la txistorra”, un producto que “forma parte de la cultura alimentaria de Navarra” y cuyos principales defensores son los propios “clientes de cada carnicería”. También recordó que todas las txistorras que elaboran los 300 carniceros de su gremio, las finalistas, las que no lo fueron y las que ni compitieron, cuentan con un denominador común: la calidad del producto y la maña y el mimo en la elaboración.

En definitiva, el de ayer fue un día de fiesta para Félix Aramendía y los amantes de la txistorra en general, alimento cuya principal defensa, y tampoco hace falta mucho más, empieza en el paladar.

Herramientas de Contenido