La ciudad, la arquitectura, las matemáticas y una moto entran en el Gayarre para hacer música

El concierto, integrado en la cuarta edición del festival After Cage, comenzará hoy a las 20.00 horas (10 euros)

Martes, 31 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- Una moto convertida en instrumento musical, composiciones musicales creadas por algoritmos matemáticos, una escultura musical cinética que se creará con el movimiento de diferentes cuerdas, una construcción musical que suma 24 músicas y público tumbado en el suelo para vivir alguno de los momentos musicales, son algunos elementos que forman el programa de una de las citas más transgresoras del IV Festival After Cage que hoy llega a su fin.

El último concierto-performance del IV Festival de experimentación musical After Cage, donde la percusión tendrá un protagonismo especial, integrará dentro del Teatro Gayarre a la ciudad, la arquitectura, las matemáticas y a una moto como elementos capaces de generar música. La cita comenzará a las 20.00 horas (10 euros).

La ciudad estará presente de una forma particular. El concierto concibe al teatro como una bola de cristal conectada por cables a los momentos cotidianos de la calle que se proyectarán en el recinto en forma de paisajes sonoros y visuales. Las matemáticas llegarán de la mano de las composiciones de Iannis Xenakis, compositor y arquitecto francés de ascendencia griega, que utilizando fórmulas matemáticas basadas en el número áureo creaba melodías, conocidas con el nombre de música estocástica, que no se aprecian por ser más bonitas o feas sino por las fórmulas matemáticas que se utilizan para llegar a ellas. La arquitectura contará con dos momentos. Uno con la pieza 24 loops de Pierre Jodlowski, que hace una construcción musical mediante la suma de 24 conjuntos musicales. Y el segundo, con la composición Strings Attached de Erik Griswold, a través de la cual seis percusionistas crearán una escultura cinética, que son aquellas que se consiguen moviendo piezas paradas. En esta ocasión, el movimiento de cintas que estarán colgadas, ayudarán a crear una curiosa pieza musical.

‘Moto-auscult’Además durante el concierto, se estrenará uno de los proyectos más curiosos entorno a los que ha girado la cita de este año, Moto-auscult, una pieza musical de percusión, realizada por Eduardo Peña en el Taller de Composición del Festival y que introduce una moto-Guzzi como instrumento musical. A través del golpeo, la frotación o rascando con diferentes utensilios elementos de la moto: el depósito, las llantas, el tubo de escape... se consiguen diferentes notas afinadas que compondrán una pieza experimental.

La cita musical se completa con el estreno de Nozarashi, una pieza de Juanjo Eslava para coro mixto y percusión y en la que participará la Coral de Cámara de Navarra. Se trata de un concierto donde la percusión va a tener un protagonismo especial y que contará también como artistas invitados al Aula de Percusión del Conservatorio Superior, el Ensemble Neopercusión y los arquitectos Clara Eslava y Miguel Tejada que darán su particular visión sobre la ciudad global. - D.N.