Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El ala más radical de Podemos controla el 13% de la militancia

Iglesias se apoyó en este sector, que ahonda las fisuras en la formación morada, para derrotar a Errejón

Martes, 31 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- El futuro de la corriente anticapitalista dentro de Podemos está en duda, después de que la dirección del partido les haya desautorizado por haber reconocido la “nueva república catalana”, una posición que, según el equipo de Pablo Iglesias, sitúa “políticamente fuera” de Podemos a un sector que cuenta con el apoyo del 13,11% de la militancia y que controla las direcciones moradas de Andalucía, Cataluña y La Rioja, y parte de la madrileña.

El ala más radical del partido, liderada por el eurodiputado Miguel Urbán y Teresa Rodríguez, ha jugado un papel clave en Podemos desde el surgimiento del partido en enero de 2014. Fueron los anticapitalistas, constituidos entonces como un partido, los que aportaron gran parte de la fuerza militante al proyecto impulsado por el todavía profesor universitario Pablo Iglesias, cuando Podemos aún no contaba con estructura ni recursos.

Su peso en las bases de la formación se ha mantenido desde entonces en torno al 10%, aunque en algunas regiones han conseguido hacerse con el control de las citadas direcciones autonómicas, además de la Comunidad de Madrid, donde comparten liderazgo con la corriente afín a Iglesias. El alejamiento político entre Iglesias y su ya ex número dos, Íñigo Errejón, y el acercamiento del líder a tesis más radicales llevó a los anticapitalistas a aliarse con los pablistas en la Asamblea que renovó la dirección en la Comunidad de Madrid, lo que permitió a ambos sectores imponerse a los errejonistas.

En la Asamblea de Vistalegre 2 de febrero de este año, anticapitalistas y pablistas consiguieron pactar algunos documentos, aunque los de Urbán presentaron su propia lista a la dirección, cosechando un 13,11% de los votos. Fue entonces cuando esta corriente consiguió tener presencia por primera vez en tres años en la dirección estatal. - D.N.

Herramientas de Contenido