Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

PDECAT Y ERC participarán en las elecciones del 155

Piden una demostración de fuerza, aunque no aclaran si habrá coalición
La CUP no ha tomado una decisión

Míriam Vázquez - Martes, 31 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, explica la decisión de su partido de concurrir a los comicios.

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, explica la decisión de su partido de concurrir a los comicios. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, explica la decisión de su partido de concurrir a los comicios.
“Tenemos que decir alto y claro que no estamos dispuestos a que nos borren del mapa” “Nosotros nunca agredimos las urnas como hace Rajoy, sino que las defendemos”

pamplona- El PDeCAT y ERC van a participar en las elecciones catalanas del 21 de diciembre, aunque hayan sido forzadas por el Estado español en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Es una decisión que les plantea contradicciones internas porque supone plegarse a la decisión de Mariano Rajoy y hacerlo, además, en pleno proceso independentista y de ruptura con el ordenamiento jurídico español. Sin embargo, los dos partidos han llegado a la conclusión de que cualquier campaña de boicot en contra de las elecciones iba a tener como resultado un Parlament copado únicamente por fuerzas partidarias de la unidad de España, lo que iba a provocar la muerte del procés y a conducir a los soberanistas a una larga travesía en el desierto fuera de las instituciones durante, al menos, los cuatro años que podría durar la legislatura. Presentarse, por el contrario, podría servirles para lograr una victoria más amplia en las urnas, con más del 50% de votos (cifra que ahora no alcanzan). De ese modo se cargarían de legitimidad para avanzar hacia la ruptura y dar pasos efectivos hacia la independencia real, supliendo así las carencias del referéndum del 1 de octubre que no pudo tener todas las garantías previstas.

Esta decisión va a evitar una de las situaciones más complejas y conflictivas que se vislumbraban en el horizonte, con dos gobiernos y dos parlamentos paralelos. En un primer momento, la CUP había apostado por boicotear las elecciones, y hace semanas llegó a decir que había cerrado un acuerdo al respecto con Junts pel Sí. El planteamiento consistía en llamar a la abstención para provocar que la participación en las elecciones fuera residual y no dar por válido el resultado. En el supuesto de que el Estado sí concediera validez a la convocatoria, los soberanistas activarían un Parlament paralelo. El escenario que se plantea ahora no tiene nada que ver y se aleja de la confrontación desobediente. En las últimas horas, los soberanistas han visto cómo el constitucionalismo se ha lanzado ya a por el voto en las elecciones, con la masiva manifestación de Societat Civil Catalana. Parece asumido que Ciudadanos, PP y PSC darán validez a las elecciones aunque no participasen los soberanistas, con el argumento de que el referéndum del 1 de octubre tampoco brilló por su nivel de participación y careció de garantías, y estas elecciones serán legales.

El PDeCAT tomó su decisión ayer tras reunir a su comité nacional. La coordinadora del partido, Marta Pascal, justificó la decisión en que es necesario mostrar en las urnas el rechazo a la aplicación “miserable” del artículo 155, y “decir alto y claro que lo que hemos hecho ha valido la pena, que queremos ir lejos, y que no estamos dispuestos a que nos borren del mapa desde el punto de vista de nuestras instituciones”. “No tenemos miedo a las urnas, Mariano Rajoy. Allí nos veremos”, lanzó. El expresident Artur Mas fue el primero en avanzar hace semanas que sería un suicidio no acudir a la cita con las urnas, y su planteamiento lo asume ahora todo el PDeCAT.

marta pascal

Coordinadora del PDeCAT

sergi sabrià

Portavoz de ERC

Desde ERC, su portavoz, Sergi Sabrià, apostó también ayer por “participar” en las elecciones aunque le parezcan ilegítimas. “Las urnas a los catalanes no nos dan miedo. No agredimos nunca las urnas como hicieron ellos;las defendemos. Encontraremos la manera de participar, ya sea presentándonos o no”, dijo, refiriéndose a la posibilidad de concurrir en una candidatura más amplia al estilo de la actual Junts pel Sí y que agruparía a todos los partidos que defienden la República catalana. Oriol Junqueras ya había preparado el terreno el fin de semana avanzando que se iban a tomar decisiones que no siempre serían fáciles de entender.

La CUP es la única formación que no ha aclarado aún si va a participar. Lo hará el sábado. Hace unos días no lo descartaba, y aseguraba que la decisión la tomará su militancia. La diputada Mireia Boya dijo ayer que no acatarán el 155 y “confrontarán” la convocatoria de elecciones, aunque no aclaró cómo.

listas y candidatosLa otra gran incógnita radica en si el PDeCAT y ERC volverán a presentarse en una lista conjunta al estilo de Junts pel Sí. Los republicanos de Oriol Junqueras siempre han sido los menos entusiastas con la fórmula de la coalición y, si concurrieran en solitario, según las encuestas, lograrían una victoria muy holgada frente al batacazo de la antigua Convergència. Sin embargo, los republicanos reconocen que la situación de excepcionalidad y la necesidad de hacer piña ante el Estado los aboca a reeditar algún tipo de fórmula conjunta, y hacer lo contrario podría ser difícil de explicar ante su base social.

En principio, el candidato no podría ser Carles Puigdemont. El president aclaró en su momento que solo ocuparía el cargo durante una legislatura, con el objetivo de colocar los cimientos de la independencia. Habrá que buscarle un sustituto, aunque su perfil dependerá de que haya o no lista conjunta con ERC y la sociedad civil. En ese caso, parece asumido que el candidato tendrá un perfil lo más independiente posible. En cualquier otro escenario, el favorito del PDeCAT sería Josep Rull, conseller cesado de Territorio y Sostenibilidad. La contingencia a la que se pueden enfrentar los soberanistas radica en las querellas de la Fiscalía por rebelión, que pueden afectar a sus posibles candidatos.

Pascal no dio pistas ayer sobre los candidatos o las fórmulas. Solo dijo que ahora arrancará el proceso para escoger “no solo al candidato, sino a los candidatos”, y que buscarán “la mejor manera” para que las elecciones las ganen los independentistas. Tienen de plazo hasta el martes de la próxima semana para registrar una eventual coalición. Desde el constitucionalismo, descartan una lista conjunta. Inés Arrimadas, de Ciudadanos, pide, eso sí, un compromiso previo de que apoyarán su investidura si es la más votada de entre los partidos unionistas.

Herramientas de Contenido