Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El gobierno plantea una ope de 566 plazas en 2017 y subida del 1,5% en 2018 en la administración

Función Pública trabaja en otra oferta pública de empleo especial de 2.330 puestos sujeta a un acuerdo con el Estado
La OPE ordinaria, en negociación, se hará en 3 años

Txus Iribarren Javier Bergasa - Martes, 31 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

María José Beaumont y María Solana, durante la rueda de prensa.

María José Beaumont y María Solana, durante la rueda de prensa.

Galería Noticia

  • María José Beaumont y María Solana, durante la rueda de prensa.
  • Un aspirante a Policía Foral conversa con un agente antes de las pruebas.

Pamplona- El Gobierno de Navarra presentó ayer en la Mesa General de la Función Pública una propuesta de oferta pública de empleo para 2017 de 566 plazas, una vez acordada con el Gobierno central la tasa de reposición máxima aplicable en función de la normativa básica de aplicación. La OPE afectará a tres sectores (Administración Núcleo, Sanidad y Educación) y está todavía sujeta a negociación en el ámbito sindical (el foro será la Mesa General) para cerrar distribuciones por especialidades y plazos (se aprobaría antes de fin de año pero hay otros tres de tiempo para convocar efectivamente las pruebas) aunque ya está confirmado que las de Educación serán las primeras en los próximos meses de junio y julio. En la misma reunión el Ejecutivo adelantó a los sindicatos que han consignado 17,3 millones de euros en el proyecto de Presupuestos Generales para articular una subida salarial en la Administración del 1,5% en 2018 siguiendo la previsión estatal. Precisamente Beaumont recordó que a medio plazo está sobre la mesa una acuerdo con el Estado para una OPE extraordinaria para reducir la temporalidad que podría suponer 2.330 plazas de funcionarios. Los sindicatos, por su parte, han considerado insuficiente la propuesta del Gobierno foral.

La reunión de trabajo que fue presidida por la consejera de Función Pública del Gobierno foral, María José Beaumont, y la consejera de Educación, María Solana, y en la que no pudo participar el consejero de Salud, Fernando Domínguez, por cuestión de agenda, el Ejecutivo foral, fue la primera toma de contacto seria sobre ambas cuestiones con la parte sindical. Precisamente, a petición de la mayoría de la centrales, la metodología de negociación pondrá el epicentro en la Mesa de Función General y no en las respectivas mesas sectoriales que sí podrán realizar aportaciones, explicó Beaumont.

Función Pública iniciará en las próximas semanas un proceso negociado con la representación sindical para validar la propuesta de distribución de todas estas plazas, tanto las de sanitarios y docentes, como las detalladas sobre otras categorías, con el objetivo de que el Gobierno de Navarra pueda acordar, antes de final de año, la OPE definitiva, con el mencionado techo de las 566 plazas, que deberán convocarse en un plazo máximo de tres años. A este respecto, la consejera Beaumont explicó que su departamento trabaja paralelamente en un nuevo acuerdo con el Gobierno central para convocar una OPE extraordinaria o de estabilización, para conseguir reducir la tasa de temporalidad en la Administración por debajo del 8% que ha fijado como objetivo el Estado y atendiendo a la particular idiosincrasia de Navarra.

sin decisión sobre la lista únicaBeaumont adelantó que el Gobierno foral tendrá preparada en las próximas semanas una propuesta de OPE extraordinaria, estimada en 2.330 plazas (de ellas 1.140 serían educativas), y que su intención es presentarla a la representación sindical, para recoger sus aportaciones, continuando las negociaciones con la Administración central para acordar el número máximo de plazas que podrá convocarse en esta OPE extraordinaria. Por su parte, la consejera María Solana explicó que a la OPE de 191 plazas en Educación hay que sumar 20 plazas que “vienen de una OPE anterior para Secundaria y Formación Profesionales” y otras 73 plazas para Educación Infantil y Primaria aprobadas en 2015 y que “hay intención de convocarlas también, dado que si no se convocan en 2018 las perderíamos”. Las oposiciones serían en junio y julio. Además, afirmó que todavía no hay tomada una decisión sobre si esta OPE se hará con lista única o no. “El debate está abierto aunque viene de atrás. No lo ha provocado este Gobierno, pero si nos toca decidir. Primero informaré al cuatripartito de cómo habría que proceder normativamente para ir a la lista única -que en el departamento nos parece “justa”- y a eso le ha de acompañar otro planteamiento más concreto de cómo habría que organizar técnicamente una oposición con lista única”, indicó. En todo caso, “no está tomada la decisión, falta recorrer un trecho, que es el de ver y valorar qué apoyo tendría la propuesta, y ver y valorar cuál sería la valoración general de fuerzas sindicales y otras fuerzas políticas, lo que nos llevaría a tomar una decisión”, señaló.

Herramientas de Contenido