Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Ocho muertos en un atentado con furgoneta que vuelve a llevar el pánico a Nueva York

El atacante, que actuó solo, irrumpió en un carril bici y chocó con un bus escolar mientras la ciudad se preparaba para Halloween

Miércoles, 1 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Restos de bicicletas, tras ser atropellada una veintena de personas por el vehículo.

Restos de bicicletas, tras ser atropellada una veintena de personas por el vehículo. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Restos de bicicletas, tras ser atropellada una veintena de personas por el vehículo.
  • Furgoneta alquilada empleada por el lobo solitario.

pamplona- El caos se apoderó ayer de la zona sur de Manhattan, cerca de la Zona Cero, en los alrededores de un paseo que recorre la isla por su lado occidental y en la que muchos residentes corren y pasean en bicicleta. Al menos ocho personas murieron y otras doce resultaron heridas como consecuencia de un atentado perpetrado por un hombre que arrolló con una camioneta alquilada y atropelló a una veintena de personas, entre ciclistas y peatones en el centro de Nueva York durante las celebración del día de Halloween, según informaron las autoridades estadounidenses.

En una rueda de prensa, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, confirmó que se trataba de un ataque terrorista y cifró en ocho las personas fallecidas en el barrio de Tribeca aunque no descartó que el número de víctimas pudiera incrementarse, teniendo en cuanto la cantidad de heridos. Seis personas fallecieron en el acto y otras dos murieron cuando eran trasladadas a un hospital. De las doce personas heridas, ninguna de ellas se encontraba en estado crítico.

Por su parte, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, explicó que el autor del ataque, de 29 años, había sido detenido después de que un agente se enfrentara a él y le disparara en el estómago y subrayó que se trata de “un lobo solitario”, por lo que descartaba que hubiera más personas implicadas en el atentado.

En la comparecencia ante la prensa, un responsable de la Policía de Nueva York narró que el ataque fue perpetrado por un hombre que irrumpió al volante de una camioneta de Home Depot en el carril bici de la calle Chambers, atropellando a todas las personas que encontró a su paso. El vehículo chocó contra un autobús escolar al que el sospechoso de dirigió directamente, provocando heridas a dos niños. Tras la colisión el conductor bajó del vehículo exhibiendo varias armas falsas.

Un policía se enfrentó al individuo y abrió fuego contra él, dejándole herido y deteniéndole. La Policía de Nueva York tenía anoche al conductor bajo custodia y atendido en un hospital cercano. Las autoridades estadounidenses dijeron que, hasta que avanzaran las investigaciones, no preveían difundir la identidad del arrestado.

disparosUn testigo explicó que había varios cuerpos en el suelo, frente a la escuela secundaria de Stuyvesant, uno de los centros públicos de elite y a la que pertenecía el autobús que frenó el avance de la pick-up. La misma fuente también dijo que escuchó al menos diez disparos, pero no supo decir de donde venían.

Las cámaras de vigilancia de la calle West permitieron ver cómo el sospechoso caminó entre los coches antes de que la Policía abriera fuego contra él. La zona, muy cercana al memorial del 11-S, fue acordonada por las fuerzas de seguridad, según imágenes difundidas por televisiones locales.

Según algunos oficiales consultados por la cadena NBC y varios testigos, el sospechoso gritó “Alá Akbar (Alá es grande)” durante el incidente. Entre sus pertenencias los agentes encontraron su carnet de conducir de Florida y se cree que alquiló el vehículo fuera de la ciudad.

El atropello en Manhattan se suma a otros de este tipo que se registraron en el mundo desde que un camión matara a 80 personas en Niza en julio de 2016, creando un nuevo método para sembrar el terror, que todavía no había alcanzado Estados Unidos. El más reciente de ellos golpeó las Ramblas de Barcelona, el pasado mes de agosto, donde murieron 15 personas.

El suceso de Nueva York se produjo mientras la ciudad -especialmente los niños- se preparaban para celebrar la noche de Halloween y recorrer las calles reuniendo caramelos y dulces haciendo el clásico truco y trato. Con los primeros detalles, los vecinos de Manhattan recordaron de inmediato otro trágico incidente. El atropello en Times Square el pasado mayo, que dejó una víctima mortal y varios heridos (que no estaba relacionado con un acto de terrorismo).

De Blasio aseguró que lo sucedido ayer era una “tragedia horrible”. “Esto era un acto de terror, un acto de terror particularmente cobarde contra civiles inocentes”, afirmó el alcalde de Nueva York. “Sabemos que los neoyorquinos somos fuertes y no nos vamos a venir abajo. Ya nos han puesto a prueba antes”, subrayó, en referencia a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, elogió el trabajo de la Policía y de los servicios de emergencias y lamentó el ataque contra “personas que disfrutaban en el West Side en un día maravilloso”. A continuación, puntualizó que el autor del atentado es “un lobo solitario que quería causar daño”, que quería “causar muertos”, y añadió que las autoridades no tienen información que apunte que el terrorista tuviera “un plan mayor”. “No hay pistas de ninguna amenaza adicional”, tranquilizó.

Tras recordar que Nueva York “es un símbolo internacional de la libertad y la democracia”, recalcó que “se hará justicia” tras este atentado y elogió la respuesta de la Policía y de los servicios de emergencia. Tanto Cuomo como Di Blasio dejaron claro que los neoyorquinos tienen que estar “vigilantes” por si ven algo sospechoso en estos días y avanzaron que se reforzará el despliegue de agentes de Policía en la ciudad.

El presidente de EEUU, Donald Trump, tachó de “enfermo y perturbado” al autor del atropello múltiple y afirmó que ese tipo de ataques no deben ocurrir en Estados Unidos. “En NYC (New York City), parece que ha habido otro ataque de una persona muy enferma y perturbada. Las agencias de seguridad están siguiendo esto de cerca. ¡NO EN ESTADOS NIDOS!”, dijo en un tuit. - D.N.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia