Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El Gobierno consolida la inversión social y el impulso del empleo en los presupuestos de 2018

El cambio afianza la reversión de los recortes de UPN con un 7,22% más de inversión en Salud, 8,41% en Educación y un 19% en Derechos Sociales desde 2016
Serán las terceras Cuentas consecutivas aprobadas

A. Irisarri Javier Bergasa - Miércoles, 1 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los consejeros Mikel Aranburu, María Solana, Manu Ayerdi y Ana Ollo, en la comparecencia de ayer.

Los consejeros Mikel Aranburu, María Solana, Manu Ayerdi y Ana Ollo, en la comparecencia de ayer. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

“El Presupuesto está muy, muy hablado, departamento a departamento, con el cuatripartito” “Estas Cuentas son la consolidación del importante incremento presupuestario acometido en 2017”

PAMPLONA- Por tercer año consecutivo, Navarra tendrá Presupuestos. El Gobierno foral aprobó ayer en su sesión semanal el anteproyecto de las Cuentas Públicas para 2018, el primer paso que pone en marcha el procedimiento con el que se espera tener preparadas, para antes de final de año, el conjunto de partidas económicas con las que funcionará la Administración en 2018, y que ascienden hasta los 3.883 millones, un 4,07% más (que suponen 151,8 millones) que en el ejercicio anterior.

Son unas cuentas que vienen a consolidar la tónica iniciada por el actual Gobierno desde la llegada a las instituciones: recuperación y fortalecimiento de los servicios públicos y desarrollo de la economía, la investigación y la búsqueda de fórmulas para ir ganando en empleo de calidad. Objetivos que sólo han sido posibles con la implantación, en diciembre de 2015, de una reforma fiscal progresiva que permitió a la Hacienda Foral recobrar el pulso recaudatorio tras las electoralistas normas fiscales de UPN, PSN y PPN en 2014 (y cuyos efectos se notaron hasta final de 2015, año en el que Navarra estuvo privada de recaudar 100 millones más) y también gracias a la paulatina recuperación económica que hace a la Comunidad Foral crecer a un 3,2% anual, una décima más que el Estado. Este escenario, unido al de la voluntad política del Gobierno y el respaldo de la mayoría del Parlamento que forman Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E -“el Presupuesto está muy, muy hablado con el cuatripartito”, aseguró ayer el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu-, ha permitido ir materializando los objetivos recogidos en el acuerdo programático, terminar con la inestabilidad de las prórrogas presupuestarias de UPN y, sobre todo, revertir sus recortes.

Hoy, Navarra proyecta para 2018 unos Presupuestos un 9,64% superiores a los de 2016, los primeros del cambio; destina el 55% de todo el Presupuesto (2.152 millones) a inversión social y con respecto a 2016 acumula subidas del 8,41% en Educación, 7,22% en Sanidad (partida que asciende hasta los 1.059 millones, cifra que supera el récord alcanzado el año pasado) o el 19,05% en Derechos Sociales, además del 29,42% de Desarrollo Económico.

consolidación de los servicios Las cuentas son, en palabras del consejero Aranburu, “la consolidación del importante incremento presupuestario acometido el año anterior”. Entonces se hizo una apuesta clara por el refuerzo de las áreas de atención social: el presupuesto de Salud superó por primera vez la barrera de los mil millones pasando de los 987 hasta los 1.047; se reforzó Educación con 42 millones (642); y otros 50 millones engrosaron la cuenta de Derechos Sociales (420). Y para 2018 la decisión ha sido no sólo mantenerlo, sino aumentarlo con el margen de 151,8 millones que ha permitido el techo de gasto.

Salud crece un 1,10% hasta alcanzar en los 1.059 millones (eran 933 en 2015), con un importante refuerzo de la atención primaria, un millón y medio más para contratar personal con el objetivo de reducir las listas de espera y dos millones para el copago farmacéutico; Educación aumenta hasta situarse en los 651 millones, con medio millón para reforzar los convenios de educación infantil con Ayuntamientos, el refuerzo de las becas o la gratuidad de los libros de texto; y Derechos Sociales se beneficia de una subida del 4,89%, destacando una inversión plurianual de 188 millones para el futuro plan de empleo, así como los planes de choque por la infancia y la vivienda de alquiler social. La inversión en las áreas sociales, que representan un 55% del total, se completan con una subida del 9,5% en Desarrollo Económico con respecto a 2017, con planes específicos en toda Navarra para fomentar el empleo de calidad, ya sea a través del propio departamento (que dispone casi 40 millones para este fomento) como por parte de Derechos Sociales con las actuaciones del futuro plan de empleo antes mencionadas.

gasto financiero Si el apartado no financiero ha ido paulatinamente subiendo, un camino a la inversa ha llevado el gasto financiero, con el que se atienden las necesidades de la deuda. La renegociación de los tipos en términos más positivos para Navarra ha situado este apartado en 274 millones, 56 menos que en 2017, por lo que la suma total de los gastos es de 4.157.610.436 €.

gasto en personal

3 euros de cada 10 en pagar nóminas

33,8 millones de los 151,8 del techo de gasto, para los funcionarios. Todos los Presupuestos tienen en el pago de nóminas de los funcionarios su partida más cuantiosa. Para 2018, el Gobierno de Navarra prevé para el capítulo primero (gastos de personal) un desembolso de 1.245.643.645 €, lo que supone más de un tercio de todo el Presupuesto. Esta cifra es, no obstante, un 0,78% menos que el curso pasado, cuando se terminó de abonar la paga extra adeudada por UPN desde 2012. De los 151,8 millones de margen para este año, 33,8 han sido también para los funcionarios: por el 1,5% de subida de sus nóminas (17,3) y por reciclaje y formación (16,5).

el proceso de aprobación

Ahora, al CES. Una vez aprobado el anteproyecto, el Gobierno remitió el documento al Consejo Económico y Social, la Comisión Foral de Régimen Local y al Consejo de Medio Ambiente.

La semana que viene, a la Cámara. No será hasta la semana que viene cuando las Cuentas, ya como proyecto, lleguen al Parlamento. Allí comenzará, propiamente, la configuración definitiva para 2018.

calendario

Objetivo: para final de año. Hasta que el proyecto no sea remitido al Parlamento, hablar de fechas es poco menos que especular. La semana que viene, la Mesa acusará el recibo y fijará un calendario que tiene como fecha tope el último pleno del año: o bien el 21 de diciembre, o bien el 28.

Hasta entonces, enmiendas. Con toda probabilidad, una vez los grupos de la oposición vean las cuentas plantearán enmiendas a la totalidad. Todavía es pronto, pero no es descartable que el pleno del 16 de noviembre acoja el debate sobre las enmiendas a la totalidad, que serán rechazadas. Después, se abrirá un plazo para presentar enmiendas parciales (la ocasión que tendrán los grupos del cuatripartito para hacer cambios en las Cuentas) y luego serán votadas en comisión (después del puente foral, a mediados de diciembre) para que al último pleno llegue la versión definitiva.

Herramientas de Contenido