Zupo Equísoain Entrenador del Benidorm

“Queremos ganar, vamos a tratar por todos los medios de que los puntos se queden en nuestra casa. Así de claro”

El Benidorm entrenado por Zupo Equísoain es el próximo rival del Helvetia Anaitasuna en su búsqueda de mantener su condición de colíder de la Liga Asobal

Iñaki Sevillano Oskar Montero - Jueves, 2 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

pamplona- Partido tras partido la imbatibilidad exige el máximo. Es una constante, una exigencia a la que el Helvetia Anaitasuna se han visto condenado gracias a su propio éxito. En su búsqueda de mantener inmaculada una racha de 7 victorias en 7 partidos, los de Juanto Apezetxea se enfrentarán a un viejo conocido del balonmano navarro: el Benidorm de Zupo Equísoain (Pamplona, 07/05/1962). Un equipo con todas las letras que, a falta de un balonmano fundamentado en la brillantez propia de la calidad de grandes nombres, exprime al máximo su sentido de conjunto para lograr resultados positivos. Esa fue la mentalidad que les inculcó Zupo en una salvación milagrosa cosechada en los 11 últimos partidos Liga de la temporada pasada. Ese es el dogma que pondrá en peligro al invicto Helvetia Anaitasuna.

¿Es denotativo de que el Benidorm está despegando el reciente empate en uno de los campos más difíciles de la Liga como es el del Guadalajara?

-Fue un partido y un empate importante en una pista de un equipo en alza que llevaba 4 victorias seguidas. Para nosotros fue importante sumar ese punto, ojalá esa dinámica creada se convierta en resultados positivos a partir de entonces y podamos ganar en casa.

¿Sigue en el ADN del Benidorm ser ese equipo peleón del año pasado?

Sí, el equipo es el mismo. La actitud, los valores del equipo, siguen intactos y ese es uno de los conceptos más importantes que tiene el equipo para pelear los partidos y competir bien en la Liga Asobal.

Empezando su segunda temporada, ¿ha calado ya del todo su idea de juego en el Benidorm?

-Fueron cuatro meses de la temporada pasada, once partidos, más el inicio de esta con seis jugadores nuevos. Al tener tantas caras nuevas nos costó empezar. El equipo estaba en construcción, nos costó entrar. El único error que cometimos fue perder en casa contra Bidasoa Irun, por lo demás los resultados que hemos hecho entran dentro de la lógica y la normalidad: un meritorio empate en Valladolid y el del otro día en Guadalajara. Ahora vamos a ver si en el parón recuperamos los lesionados, que tenemos bastantes, y seguimos un poco con la idea de la temporada pasada.

¿Era importante conseguir puntos fuera para consolidar su potencial en casa?

-Sí. Bueno, hemos jugado en Barcelona, Cuenca, Valladolid y Guadalajara. Perdimos en Cuenca y en Barcelona, que entra dentro de lo lógico, y en el resto hemos conseguido dos puntos meritorios fuera de casa. En nuestra pista hemos jugado tres partidos y hemos ganado dos. La verdad es que para hacerte fuerte y estar ahí arriba lo que tienes que hacer es hacerte fuerte en casa, es fundamental, por eso la pista del Benidorm tiene que ser un fortín. Hemos hecho el error de la temporada al perder contra Bidasoa, pero espero que no se escapen más puntos importantes.

¿Espera entonces no tener que recurrir al milagro del año pasado para salvar la categoría?

-Nosotros queremos estar entre los 8 primeros este año. Pienso que si nos respetan las lesiones, podemos conseguir ese objetivo, algo que cumpliría con las expectativas que nos hemos marcado.

¿Es un buen momento para recibir al colíder, el Helvetia Anaitasuna?

-Bueno, no se sabe. La dinámica de resultados se rompe con estas dos semanas sin competición. Nosotros hemos arrastrado dos buenos resultados y ellos siete. Pero lo que es cierto es que Anaitasuna lo está haciendo muy bien, lógicamente. Está jugando muy bien con una defensa realmente buena. El otro día dio muestras de ser un equipo muy compacto, muy serio en muchas facetas del juego. Ganó con suficiencia y con buen balonmano al Ademar. Se presenta un partido difícil, complicado para nosotros, pero por supuesto, para ellos también. Tenemos que sacar rendimiento al factor pista y hacernos fuertes ante los nuestros.

¿Le sorprende que el Helvetia haya logrado tal impresionante dinámica de resultados?

-Es muy difícil hacer siete victorias seguidas, aunque me parece que han sido tres fuera de casa. Lo difícil para ellos es conseguir puntos fuera de su pista, eso es lo que más le cuesta a todo el mundo. Es verdad que ellos ganaron en Guadalajara, en Sagunto y en Puente Genil, que son pistas muy complicadas, por lo que también tiene su mérito. En casa Anaitasuna es muy fuerte y me imagino que en su hoja de ruta estará no perder puntos en casa y conseguir los máximos fuera. Han conseguido siete de siete, tienen mucho mérito, por supuesto.

¿Cree que es una racha o es el Helvetia un serio candidato para mantenerse detrás del Barcelona?

-Viendo cómo está cojeando el Ademar, puede estar entre el segundo y el tercer clasificado durante toda la temporada, pero bueno, mantenerse es complicado, es a lo que aspiramos todos.

¿Piensa que su equipo tiene la suficiente capacidad para ser el primero en ganarles?

-Queremos ganar y vamos a ir a ello. Vamos a tratar por todos los medios que los puntos se queden en nuestra casa, así de claro. Eso es lo que queremos. Tenemos que defender bien y atacar con cabeza, sobre todo contenerles en el contraataque, porque ellos hacen muchos goles de esa manera. Esa es una de las claves. Va a ser importantísimo correr más que ellos.

¿Será importante la cuestión mental y evitar que el Helvetia vuelva a remontar un partido más?

-Sí, pero eso ya es cuestión de ellos. Ese tema no me preocupa. Yo tengo una idea de cómo puede ser el partido y nadie sabe cómo se va a desarrollar. Lo que tenemos que hacer es pelear al máximo y hacer lo mejor posible todas las facetas del juego.

¿Supondría un punto de inflexión para los suyos una victoria contra un rival de calado como el Helvetia?

Supondría solo dos puntos más. Podría ser importante porque le ganas a un equipo que está invicto, pero nada más allá de eso. Es un partido más que hay que ganar.

Por lo menos un subidón de moral, ¿no?

-Sí, pero también te digo que el subidón de moral es cuando le ganas a un Barcelona. El Anaitasuna está ahí bien posicionado, un equipo que el año pasado ya quedó quinto y que últimamente siempre ha estado arriba, un buen equipo, pero en esta Liga Asobal, excepto el Barcelona, cualquier equipo puede ganar a cualquiera, eso está clarísimo.

las claves

“Queremos estar entre los 8 primeros. Si nos respetan las lesiones, podemos conseguir ese objetivo y cumplir las expectativas”

“El Helvetia está jugando muy bien con una defensa realmente buena. El otro día dio muestras de ser un equipo compacto y serio”