Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

tercera división

Tres minutos bastan

Despropósito dos fallos de concentración consecutivos dejaron al valle de egüés sin puntos

Jueves, 2 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El Txantrea celebra su segundo gol de la tarde.

El Txantrea celebra su segundo gol de la tarde. (Foto: Iban Aguinaga)

Galería Noticia

  • El Txantrea celebra su segundo gol de la tarde.

Txantrea 2

Valle de Egüés 1

TXANTREA Koka, Etxebe, Guembe, Anaitz, Asier, Gorka (Beñat, min.70), Julen, Ignacio (Elizalde, min.78), Joseba, Edu y Aser (Josu, min.46).

VALLE DE EGÜÉS Larumbe, Nico, Ibai (Erro, min.75), Vladi, Edu, Igor, Anass (Goren, min.54), Aitor, Marcos, Ion y Moha.

Goles 1-0, min.15: Joseba. 2-0, min.17: Anaitz. 2-1, min.49: Moha.

Árbitro Iker Berjano. Amonestó a Asier, Julen y Beñat por el Txantrea y expulsó con roja directa a Nico por el Valle de Egüés.

Estadio UCD Txantrea. 350 espectadores.

pamplona- El Valle de Egüés acusó la resaca de la noche de Halloween en tres minutos de miedo. Los de Sarriguren cedieron el partido al Txantrea entre el 15 y el 17, y prolongaron su racha nefasta de siete partidos consecutivos sin saborear la victoria. Y van 2 puntos de 21 posibles. Enfrente estuvo el Txantrea, conjunto que esta temporada presenta una conducta peligrosa de marcar la X en la quiniela. Los azules salieron como acostumbran en casa, con dos marchas más de intensidad y con una movilidad posicional en ataque mareante.

Julen utilizó cada centímetro del verde para sacar la pelota aseada, mover a su equipo y arruinar la noche de Nico, que pasó toda la tarde en inferioridad. En uno de esos desequilibrios, Julen desabrochó la línea de cinco preparada por el Egüés a golpe de fintas y buscó un pase imposible entre un bosque de piernas. La pelota le sonrió a él y le hizo una burla a Vladi, que con un despeje defectuoso dejó en jaque a Larumbe y emplató el 1-0 a Joseba. Al Valle de Egüés se le aparecieron los fantasmas y tembló. Lo notaron los locales, que exprimieron su momento de ímpetu con un córner pasado que empaló Anaitz. La volea del central pegó en el suelo y superó de vaselina a Larumbe. Segunda pelota que fue a recoger de la red sin tiempo para secarse la frente.

Igor, capitán del Egüés, dio tres pasos hacia el frente, rompió la línea de cinco y se pasó a la de centrocampistas. Lo agradeció su equipo, que a la vuelta de vestuarios cambió de careta e inyectó la intensidad que les faltó en el primer tiempo. Moha encontró el trato a su entrega con un gol de cabeza que asustó al Txantrea. En los siguientes 40 minutos el fútbol se fue a dormir y le sustituyeron las trabas. Llevar el cuero raseado era imprudente. El Txantrea, que no se encoge en el cuerpo a cuerpo, manejó el juego de trincheras y selló la victoria en el barro. La pelota ya había dejado de disfrutar, lo había dictado todo en tres minutos. - Tomás Orihuela

Herramientas de Contenido