Iruña rinde su tradicional homenaje a Pablo Sarasate en el cementerio

Javier Trías de Mena, sobrino nieto del músico, estuvo presente en el acto

Jueves, 2 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Dos mujeres observan una tumba.

Dos mujeres observan una tumba.

Galería Noticia

Dos mujeres observan una tumba.

pamplona- El Ayuntamiento de Pamplona homenajeó ayer, como también es tradición desde 1916, al violinista y compositor Pamplonés Pablo Sarasate. “Es un acto muy bonito en recuerdo a un hijo predilecto, y lo hacemos muy orgullosos. Sarasate fue el primer navarro que paseó el nombre de Iruña por otros países”, expresó Joseba Asiron, alcalde de Pamplona.

Asiron depositó así una corona de flores en el mausoleo dedicado al músico en el cementerio municipal para “poner en valor su legado”. Acompañándolo estaban los concejales Maider Beloki, Enrique Maya, Fernando Villanueva, Fermín Alonso o Mikel Armendáriz, entre otros.

De la parte musical se encargaron los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Navarra Pablo Sarasate Anna Siwek y Maite Ciriaco (violines), Jerzy Wojtysiak, (viola), y Tomasz Przylecki, (violoncello). Los cuatro interpretaron los zortzikos Adiós montañas mías opus 37 y Caprice Basque opus 24.

Tras el acto civil, por deseo de la familia de Sarasate, se realizó un responso al que Asiron aseguró asistir “de forma personal y no como alcalde de los pamploneses y pamplonesas”.

Este año, el homenaje tuvo una presencia especial: la del sobrino nieto del afamado músico, Javier Trías de Mena, de 95 años. “Después del homenaje asistimos a la misa de San Nicolás, que es a las 13.00 horas. Allá fue bautizado él y toda nuestra familia. Este año nos han facilitado un taxi adaptado para ir. No veníamos porque no llegábamos”, explicó Javier, en silla de ruedas. Agradecido, expresó su orgullo y deseo de que este acto no deje de celebrarse: “Es importante que no se olvide a las personas que escribieron nuestra historia”, sentenció. - L. Garde