La charla

Los dos señores

Por Álvaro Meoqui - Viernes, 3 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Hace unas semanas, cuando me iba hacia vestuarios después de un partido, me pararon dos señores muy educados y después de darme ambos la mano, me comentaron una cosa: “Meoqui, deberías escribir un día de los árbitros”. Sin duda me hicieron pensar y sus caras de decepción parecían querer que metiera un poco el cuchillo al arbitraje, cosa que ni merecen los árbitros ni yo haré. Pero también las caras y la forma de hablar tan educada de aquellos señores me indicaban un camino que sí me parece la senda buena a seguir por mi parte y por la parte de los colegiados.

Para empezar, quiero dejar clarísimo que yo llevo más de veinte años en los banquillos y jamás he perdido un partido por un mal arbitraje, eso me sonaría a excusa. Seguro que muchas veces se han equivocado en mi contra y otras tantas a mi favor. Pero no todo son fallos, seguro que también han tenido muchos aciertos tanto a favor como en contra. De mí y de todos los demás.

Los árbitros son sin duda quienes generan el mayor número de críticas en cualquier partido de fútbol e incluso en cualquier categoría. Entre la gente de fútbol se sabe que la toma de decisiones en un futbolista es lo que le diferencia de los demás y a más rápido tome la decisión buena, mejor es el futbolista. En un árbitro es igual pero en más difícil, tiene que tomar la decisión buena en décimas de segundo pero solo tiene dos decisiones para elegir, pitar o no pitar. Tela marinera, un día hagan prueba y piten un partido de un hijo suyo contra el otro, ya verán la que se monta.

Dicho esto, y siguiendo el camino mostrado por aquellos dos señores, creo que los árbitros tienen que mostrar durante los partidos que la educación es muy importante y el llevar el traje de árbitro puesto no te da derecho a hablar a los jugadores o a los técnicos de cualquier manera. Creo firmemente que precisamente ese traje de árbitro te permite calmar los nervios de los protagonistas y desde el respeto hacerles ver cuál es el camino. Yo así lo vi con los dos señores.

El autor es técnico deportivo superior

Últimas Noticias Multimedia