El Banco de Inglaterra sube tipos por primera vez en diez años

Sitúa el precio del dinero en el 0,5% para contrarrestar los efectos del ‘brexit’

Viernes, 3 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

londres- El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió ayer elevar los tipos de interés de Reino Unido en 25 puntos básicos, situando así la tasa de referencia de la libra esterlina en el 0,50%, en lo que representa la primera subida de los tipos de interés en el país desde julio de 2007.

La decisión, adoptada por una mayoría de 7 votos a favor, frente a 2 votos en contra, devuelve la tasa al nivel que mantenía hasta agosto de 2016, cuando la institución decidió rebajar los tipos en un cuarto de punto en respuesta a las turbulencias provocadas por la victoria del brexit en el referéndum sobre la UE.

“El Comité juzga ahora apropiado ajustar modestamente la posición de la política monetaria de cara a devolver la inflación al objetivo de manera sostenible”, explicó la institución, subrayando que la política monetaria sigue proporcionando un apoyo significativo al empleo y la actividad en las “excepcionales” circunstancias actuales, por lo que “todos los miembros estuvieron de acuerdo en que cualquier futura subida de tipos será gradual y limitada”.

Por otro lado, el Comité votó unánimemente a favor de mantener en 10.000 millones de libras esterlinas (11.276 millones de euros) el programa de compra de deuda de empresas financiado con la emisión de reservas del banco central, así como de continuar con el programa de 435.000 millones de libras esterlinas (490.243 millones de euros) de compra de bonos soberanos.

La economía de Reino Unido creció un 0,4% en el tercer trimestre del año, una décima más que en los tres meses anteriores, mientras que la tasa de inflación interanual alcanzó el 3% en septiembre.

efecto notableEl Banco de Inglaterra advirtió de que las limitaciones a la inversión y la oferta de trabajo relacionadas con el brexit parecen estar reforzando la desaceleración de la economía, añadiendo que la política monetaria no puede evitar el necesario ajuste en Reino Unido a medida que el país avanza hacia nuevas relaciones comerciales internacionales, así como tampoco el debilitamiento de la renta disponible que probablemente se producirá en los próximos años. - Efe