Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Gavin Williamson, ministro de Defensa británico

El jefe de disciplina conservador, de 41 años, es un cercano aliado de la primera ministra

Viernes, 3 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

londres - La primera ministra británica, Theresa May, nombró a Gavin Williamson, un cercano aliado suyo sin experiencia ministerial, como nuevo titular de Defensa después de que el veterano Michael Fallon dimitiera por su implicación en un caso de acoso sexual.

El hombre al que May ha colocado al frente de ese departamento tiene 41 años y era jefe de disciplina del grupo parlamentario del Partido Conservador, según confirmó un portavoz del 10 de Downing Street, oficina de la Primera Ministra británica.

En los últimos días, medios locales han destapado decenas de casos de supuestos abusos de carácter sexual cometidos por diputados y políticos de todos los partidos del país. Entre ellos, una activista laborista denunció haber sido violada hace seis años por otro colega en un evento de la formación y narraba que desde su propio grupo le desaconsejaron denunciar. Tras la marcha de Fallon en medio de este clima de acusaciones, el nuevo titular de Defensa se ha hecho un hueco en el círculo más estrecho de May tras haber dirigido la campaña de la jefa del Ejecutivo cuando presentó su candidatura para liderar la formación.

La vacante dejada por Williamson en el grupo parlamentario tory la ocupará, según anunció el Gobierno, Julian Smith, hasta ahora su “número dos”. Smith, a su vez, tendrá como “segunda” a la diputada por la circunscripción de Tatton MP y expresentadora de televisión Esther McVey, con experiencia como secretaria de Estado de Trabajo y Pensiones entre 2012 y 2015.

acusado May se ha movido con rapidez para modificar levemente su gabinete después de que Fallon, uno de sus grandes confidentes, admitiera haber protagonizado hace quince años un caso de conducta inapropiada, de carácter sexual, con una periodista, amiga personal. En concreto, el político pidió disculpas a la reportera Julia Hartley-Brewer por haberle puesto la mano sobre su rodilla durante una cena celebrada en 2002 y dijo que ambos consideran ese episodio un “asunto cerrado”. Al presentar su renuncia este miércoles, el ya exministro reconoció que su comportamiento pasado no había estado a la altura de las “expectativas” que se presuponen para su cargo. -Efe

Herramientas de Contenido