Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Una joven de 24 años de edad

Detenida una empleada del Complejo Hospitalario por sustraer 26 dosis de morfina

La joven admitió a la Policía Foral que con el robo pretendía saldar una deuda

Enrique Conde - Viernes, 3 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Monodosis sustraídas por la detenida.

Monodosis sustraídas por la detenida. (POLICÍA FORAL)

Galería Noticia

Monodosis sustraídas por la detenida.Imagen de una monodosis de morfina.

pamplona- Una joven de 24 años de edad y que desempeñaba su trabajo en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) fue detenida el miércoles por agentes de la Policía Foral por un delito contra la salud pública y un delito leve de hurto, después de que sustrajera 26 monodosis de morfina de 10 miligramos y otras siete monodosis de Dolantina (otro calmante similar) de 100 mg. La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona decretó ayer su puesta en libertad aunque seguirá en calidad de investigada hasta que llegue el juicio.

Los hechos se conocieron hacia las 21.45 horas cuando la Policía Foral fue requerida para acudir al CHN donde personal de Enfermería informó del hecho de que en la farmacia indicando que había un desfase en los medicamentos suministrados a los pacientes ingresados. De esta forma, un vigilante de seguridad procedió a revisar las pertenencias de las trabajadoras y encontró en el bolso de una de ellas las dosis que había sido sustraídas. De esta forma, el guarda de seguridad retuvo a la empleada hasta la llegada de la Policía Foral.

Si bien en un principio la trabajadora relató que las sustancias no eran suyas y que se las estaba guardando a un amigo, posteriormente confesó que en efecto había hurtado todo el material de la zona de farmacia del Hospital Virgen del Camino. Así, valiéndose de su trabajo, el cual desempeña los fines de semana y festivos, declaró que robó las dosis porque las necesitaba para pagar una deuda y que, con lo que le sobrara, pretendía venderla a terceros. El hecho de que este tipo de sustancias sean consideradas estupefacientes, así como que quisiera vender algunas de las dosis hurtadas, llevó a que los agentes le imputen un delito contra la salud pública. Del mismo modo, la arrestada manifestó que no era la primera vez que había sustraído sustancias de este tipo o similar y que también lo había hecho el fin de semana.

Las declaraciones de varios testigos contribuyeron a clarificar el modo en el que se pudo producir la sustracción de las sustancias opiáceas, que al parecer se produjo al regresar a la zona de farmacia los carros con medicamentos no utilizados en las plantas hospitalarias de ingresos. La detenida también fue denunciada al ser hallada entre sus pertenencias una bolsita con sustancia herbácea que manifestó que era para autoconsumo.