Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La restauración de Dorrea desconcierta en Irurita

El arquitecto de Príncipe de Viana afirma que se le devuelve a su aspecto original

Lander Santamaría Juan Mari Ondikol - Viernes, 3 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Dorrea al colocarse el andamiaje estabilizador para evitar su hundimiento.

Dorrea al colocarse el andamiaje estabilizador para evitar su hundimiento. (JUAN MARI ONDIKOL)

Galería Noticia

irurita - Las obras de restauración de la llamada Dorrea o Jauregizarrea de Irurita, uno de los palacios de Cabo de Armería más antiguos de Navarra, han causado notable desconcierto en la localidad y entre otros vecinos del Valle de Baztan, en particular al iniciar la fase de encalado de las paredes. En Irurita creen y es así como opinan, que Dorrea “nunca ha estado encalada” y sí con su piedra a la vista, lo que corrige el arquitecto, que defiende que el histórico edificio se está devolviendo a su estado original.

Las reacciones y opiniones, trasladadas de inmediato a las redes sociales, no se hicieron esperar así como las llamadas de unos a otros vecinos de Irurita y personas de Baztan que residen fuera y se encontraron con el actual estado de los trabajos al venir a recordar a sus seres queridos por Todos los Santos o para disfrutar de la jornada festiva. Las primeras impresiones fueron de sorpresa y disgusto, aunque las explicaciones del arquitecto autor del proyecto y director de los trabajos resultan técnicamente fundamentadas.

El Gobierno de Navarra ya realizó una primera fase de consolidación por el deterioro de la torre (“tuvimos que instalar un andamiaje estabilizador porque se iba a hundir, estaba en las últimas”, recuerda el arquitecto encargado, Leopoldo Gil) y una segunda para seguir la consolidación e iniciar la rehabilitación, de lo que se encargó Construcciones Leache, con más de 40 años de experiencia en restauración del patrimonio. El edificio, de planta baja y tres alturas, es uno de los palacios más antiguos del Valle de Baztan y de Navarra, pues en Cédula Real de 1496 de los reyes Juan de Labrit y Catalina, ya figuraba como una de las “doce casas antiguas de este reino”.

“El encalado estaba incluido en el proyecto porque así es como era en origen, ya que si se observa la piedra es de mampostería, muy mala (a veces simples cantos de piedra de río) y muy disgregada”, explica Leopoldo Gil, arquitecto de la Institución Príncipe de Viana que financia la restauración. “La torre fue reconstruida con muy pocos medios y no hay que olvidar que fue desmochada (tras la conquista de Navarra), la tercera planta y el patín (escalera lateral cubierta con un tejadillo) que es lo último que se le añadió con piedra de muy mala calidad, malísima; es por eso que contaba con un revestimiento de cal que puede apreciarse en algunas partes y sin el que, por cierto, no habría llegado a nuestros días”, comenta el arquitecto.

el ayuntamiento El alcalde de Baztan, Joseba Otondo, consultado al respecto manifestó que “los servicios municipales de Urbanismo se han puesto en contacto con los responsables del proyecto, con los técnicos de patrimonio arquitectónico de Príncipe de Viana, los cuales han argumentado que la intervención se está realizando de acuerdo a los estudios históricos y artísticos previos”. Otondo señaló que “hemos quedado a la espera de una respuesta por escrito que amplíe información sobre el criterio utilizado”. Su intención es proponer una charla informativa en la que Príncipe de Viana explique sus criterios y las personas interesadas puedan aportar su opinión.

“En principio”, dijo el alcalde, “Dorrea es un bien cultural protegido y Príncipe de Viana es la institución que se está encargando de su reforma y rehabilitación. (...) El edificio es de titularidad municipal y el responsable de proyecto es Príncipe de Viana; de hecho, toda la actuación la está financiando el Gobierno de Navarra. Esta previsto que tras la reforma quede como edificio exento, como una pieza museística dado que cualquier otro planteamiento supondría una importante afección para el edificio”.

DORREA /LA TORRE

Señor de Baztan. Semen Ochoaniz, dueño del castillo de Jaureguizar de Irurita ahora llamado Dorrea (o la torre) fue el primer Señor de Baztan en la primera mitad del siglo XI.

Antigüedad. Con la casa torre de Jaureguia de Oronoz se cree que este de Irurita es uno de los palacios más antiguos de todo el Valle de Baztan y Navarra.

el arquitecto

L. Gil “DORREA ESTUVO LUCIDA COMO TODAS LAS CONSTRUCCIONES”

El director de los trabajos defiende el lucido. “La capa fina de mortero de cal, protege al edificio del agua, evita que se deterioren las juntas, que arraiguen hierbas, que aniden los pájaros”, explica.

Herramientas de Contenido