Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Pamplona impulsará una comisión para “reparar” a la ciudad por los sucesos del 78

El Pleno acuerda, 40 años después, apoyar la colocación de un monumento junto a la plaza

UPN y PSN votaron en contra

M. Salvo/A. Ibarra - Unai Beroiz - Viernes, 3 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Manuel Millera tomó ayer posesión como concejal del Ayuntamiento de Pamplona por Aranzadi en sustitución de Alberto Labarga.

Manuel Millera tomó ayer posesión como concejal del Ayuntamiento de Pamplona por Aranzadi en sustitución de Alberto Labarga. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

pamplona - Cuatro décadas después, el Pleno del Ayuntamiento de Pamplona aprobó ayer, con los votos de las fuerzas del cambio, y la negativa de UPN y el PSN, su compromiso para poner en marcha antes de que finalice este año una comisión de investigación compuesta por expertos del ámbito académico, jurídico y de la memoria histórica, que desarrolle un proceso “basado en la verdad, justicia y reparación”, sobre los sucesos ocurridos en esta ciudad durante los Sanfermines del 78, y en el que “se determinen las violaciones de derechos humanos cometidos en aquellas fiestas y las responsabilidades derivadas de las mismas”. La declaración incluye la adhesión del Ayuntamiento al manifiesto de la plataforma Sanfermines 78: Gogoan! y suscrita por más de 90 colectivos, y el apoyo a la colocación en las inmediaciones de la plaza de toros “de un momento (que correría a cargo de la plataforma, y del que “no se pide que se sufrague” sino que “se autorice un espacio”) que recuerde aquellos hechos para que no vuelvan a repetirse”, un momento que “exprese esa ciudad agredida” pero “para avanzar hacia un futuro de convivencia”. Por último, el Ayuntamiento se compromete a organizar “en fechas previas” a los próximos Sanfermines de 2018, “un acto oficial de reconocimiento a todas las víctimas de aquellos sucesos y en memoria de los mismos” y, en cierta manera, de “desagravio a la ciudad”.

Ramón Contreras, miembro de la plataforma de Sanfermines 78: Gogoan! y amigo de Germán Rodríguez, muerto en aquellos sucesos por los disparos de la policía, intervino en la sesión para explicar que han pasado “40 años de silencio e impunidad” de los sucesos de aquellos Sanfermines, y ahora “una parte de la ciudad ha decidido plantarse” con el objetivo de “buscar un lazo de unión entre la ciudad y el pleno”. Contreras, quien reconoció que el nuevo equipo en el Ayuntamiento de Pamplona ha dado pasos por la reparación “como la colocación de la placa junto a la estela de Germán”, señaló que ahora se busca que el Consistorio impulse un “proceso formal y municipal” donde expertos en memoria histórica, y con un proceso participativo abierto, determinen la “existencia de violación de derechos humanos en aquella intervención de los cuerpos de seguridad del Estado”, un dictamen que sea luego llevado al pleno para su aprobación.

Apoyo a la iniciativa Las fuerzas del cambio compartieron la propuesta de la plataforma y votaron a favor de la propuesta. Por EH Bildu, Joxe Abaurrea explicó que los Sanfermines del 78 han sido “una de las páginas más negras de la historia de esta ciudad”, una “agresión al conjunto de la ciudadanía”, de la que “lo grave es que quedó la impunidad, y una impunidad pretendida, porque nunca hubo una persecución del delito”. Consideró, así, que “hay una deuda con esta ciudad” ante lo que “hay que arrojar luz” pero “para intentar construir “un espacio de convivencia lo más sano posible de aquí al futuro”.

Por su parte Manuel Millera (Aranzadi) opinó que en aquellos Sanfermines ocurrieron “unos hemos traumáticos”, en un “ejemplo de que el Estado, cuando no tiene razón, aplica su brazo más duro”, y confió en que 2018 sea el año en que “Pamplona se reencuentre con su pasado”. Mikel Armendáriz (Geroa Bai) opinó que la ciudad “se merece conocer la verdad” por lo que “debemos tejer ese lazo entre la ciudad y el Ayuntamiento”, dijo en referencia a la creación de un grupo de investigación, y, en la misma línea, Edurne Eguino (I-E) recordó a aquel Ayuntamiento del 78 que ya “reaccionó y suspendió las fiestas”, pero, desde entonces, “han pasado 40 años y este Ayuntamiento no ha hecho nada”, por lo que pidió a todos los grupos su apoyo ya que “igual que aprobamos condenas por ETA, lo hagamos también con otras víctimas”.

Eduardo Vall (PSN), quien reconoció que “es imposible que se pueda olvidar lo que aconteció en Sanfermines del 78”, señaló, no obstante, que “no apoyamos la iniciativa” de esta plataforma porque sería un “comportamiento discriminatorio frente a otras propuestas”, al tiempo que discreparon con un monumento junto a la plaza de toros. En la misma línea María Caballero (UPN) afirmó “que lamentamos, rechazamos y condenamos esta muerta y todas las de la sin razón”, pero “nuestro grupo no cree en la inocencia de esta petición”. Aún más, afirmó que los sucesos ya tuvieron consecuencias “ceses y dimisiones”, por lo que “aquí no hay verdad”.

toma de posesión

Manuel Millera (Aranzadi). La sesión arrancó con la toma de posesión como concejal de Manuel Millera (Aranzadi), quien prometió el cargo “por imperativo legal y por los valores laicos, republicanos y sociales que animaron a los concejales fusilados de 1936 y a los concejales sociales de la Iruña de la represión”. Llevará la concejalía de Participación Ciudadana, en sustitución de Alberto Labarga, que dimitió el 13 de septiembre.

Nuevo organigrama. El Pleno conoció ayer también el nuevo organigrama municipal, que supone la entrada de Geroa Bai en dos concejalías delegadas. Aritz Romeo (EH Bildu) explicó que el nuevo equipo costará 1,84 millones de euros, frente a los 2,13 millones que, según dijo, costaba el de UPN. Sin embargo, no faltaron las críticas del PSN y UPN por lo que consideran un mayor gasto no justificado.

Herramientas de Contenido