Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Sectas y sectarios

Luis Beguiristain - Sábado, 4 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Yo dije en una carta: “¿todavía los psicólogos no contemplan la neurosis colectiva?”. Y pocos días más tarde salió un escrito de Daniel Innerarity tituladoLa ansiedad colectiva. Hizo un repaso muy correcto, pero siendo, para mí, excesivamente diplomático. Y al final resuelve: “En unos momentos en que gobernar ya no significa garantizar la seguridad sino gestionar las inseguridades, probablemente lo más revolucionario sea la serenidad”. ¿De dónde nace o cómo crece la serenidad? De que la mayoría de las personas de la sociedad sean mentalmente y emocionalmente íntegras. Pero el plano emocional no se trabaja con cuatro reglas sencillas, como nos enseñó la religión católica y como prodigan casi todas las sectas. El método de las sectas siempre incide en el mismo criterio: “no trabajes la mente por ti mismo, que yo me ocupo de eso por ti”. Ahí es donde cae toda la gente, tanto en las sectas manipuladoras más graves como en las que aparentemente no son sectas, pero se pueden considerar sectas “de manipulación mental más leve”. A los grupos como Cáritas y Cruz Roja, por citar alguno, les instruyen para que expliquen bien la necesidad urgente de ayuda de la sociedad, pero no quieren que entiendan demasiado de política. Porque la política mal entendida es el origen de que los ricos sean más ricos. Tendría que explicarlo mucho más pero no hay espacio. Entonces resuelvo así: ¿cómo desprogramas a la gente para hacerle ver que si hubiese una votación en España ahora sobre la monarquía daría que sí? ¿Quién quiere molestarse en educar a las personas para que un día, basados en las leyes vigentes, votemos quitar la monarquía y salga que no? Entre tanto, los ricos son nuestros enemigos. Y no el hecho de gobernarnos por autonomías. Por ejemplo: ¿le interesa a Pablo Iglesias educar a sus seguidores en este sentido? ¿O le pueden más sus demonios personales de tratar de ascender políticamente como sea? Pero, ¿y la gente de la calle? ¿Se preocupa realmente sobre esto? Todos los políticos nos dicen: “no pienses por ti mismo, yo resolveré tus problemas”. Mentira canalla.

Herramientas de Contenido