Multas de hasta 2.400 € por no retirar excrementos en Villava

Las infracciones serán leves, graves y muy graves, de 90 a 15.000 euros por incumplimento

Sábado, 4 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Dos mujeres pasean con sus perros ante los gaiteros en San Andrés.

Dos mujeres pasean con sus perros ante los gaiteros en San Andrés. (XABI)

Galería Noticia

Dos mujeres pasean con sus perros ante los gaiteros en San Andrés.

PAMPLONA- Con un doble objetivo de garantizar la salud y seguridad de las personas, por otro lado, proteger los animales, el Ayuntamiento de Villava dio luz verde en su última sesión plenaria con carácter inicial a la ordenanza de tenencia y protección de animales. Además de animales domésticos, de compañía y perros guía, se recogen dos tipos de animales peligrosos: por pertenecer a una especie o raza que puede causar muerte o daños, y los que “dentro de una tipología racial, por su carácter agresivo, tamaño o potencia de mandíbula, tengan capacidad de causar muerte o daños”. Queda prohibido atarlos a elementos fijos, abandonarlos, no alimentarles, causarles daños o maltratarlos. La nueva regulación establece distintas infracciones “leves como poseer por ejemplo un animal de compañía no censado de acuerdo a la ley foral de 1994, o ensuciar y no limpiar las micciones realizadas por estos animales en “zonas no permeables”. Dar alimentos a los animales, especialmente gatos y palomas, en la vía público y/o espacios públicos o entrar con animales en centros educativos, piscinas o centros de salud y edificios públicos también está sancionado. Tampoco se tolera mantener los perros en patios o balcones causando molestias a los vecinos como consecuencia “de los ladridos o por motivos higiénicos”. La entrada con animales en bares, restaurantes, establecimientos de alimentación y públicos en general, salvo los habilitados específicamente, y no poner medias para impedir que el animal salga sólo del domicilio o lugar donde resida están en el cuadro de infracciones leves, al igual que no cumplir condiciones de transporte de animales, su entrada y estancia en establecimientos, “y dejarlos solos atados en la vía pública cuando genere molestias o peligro a otras personas”. Es necesario también inscribir al animal en el registro. A su vez, se consideran infracciones graves, entre otras, no recoger las deposiciones fecales de los perros y/o gatos en las vías públicas. No disponer la documentación sanitaria, mantener a los animales en instalaciones inadecuadas y sin la alimentación necesaria, o en condiciones higiénicas “no adecuadas o que supongan molestias para los vecinos u otras personas”, no usar el bozal o no tener el seguro de responsabilidad civil, son de tipo “graves”. De carácter “muy grave” son los casos de tenencia de animales domésticos no calificados de compañía y animales salvajes sin autorización expresa, también los potencialmente peligrosos o venenosos. No vacunar, el maltrato, no someter a “observación veterinaria” a un animal que haya causado lesiones a personas, o abandonar y liberar a los animales también está penado. Otros supuestos son: lesiones o agresiones a personas producidas por un animal de compañía, permitir por acción u omisión. que el animal potencialmente peligroso pueda agredir a personas, animales o bienes, y portar este tipo de animales sin correa de menos de dos metros, o no comunicar enfermedades transmitibles. Las infracciones leves llevan aparejadas multas de 90 a 300 euros, de 301 a 1.500 las graves y de 1.501 a 3.000 las muy graves. Las multas para animales especialmente peligrosos van de 150 a 300, de 301 a 2.400, de 2.401 a 15.000 euros. - D.N.